01/03/2024
Cine

Puerto Rico abre sus brazos al cine dominicano




San Juan, Puerto Rico. El 2013 fue muy bueno para el cine dominicano en Puerto Rico.
Sabemos que muchos piensan que ese florecimiento se debe a la nueva Ley de Cine (108-10), que permite a los productores, en parte, obtener recursos a través de la venta de publicidad para la realización de películas, sin embargo, antes de que entrara en vigencia la referida ley, Puerto Rico ya era un mercado donde las producciones nacionales funcionaban muy bien, principalmente por el apoyo que reciben de la gran comunidad dominicana que reside aquí y sigue las películas de su país.

Y el público de Puerto Rico que ya conoce y disfruta del principal fuerte del cine dominicano: la comedia.
Con la nueva Ley de Cine se ha registrado un incremento de producciones nacionales.
En ese contexto, la exhibición de las mismas fuera del pais va en aumento, con una marcada penetración especialmente en Puerto Rico.

Nashla Bogaert, en un momento de descanso durante el rodaje de la película.

Nashla Bogaert, en un momento de descanso durante el rodaje de la película.

Tomando en cuenta que por los últimos 18 años se han presentado varias películas, unas exitosas y otras no tanto.
Podemos citar desde Nueba Yol: Por fin llegó Balbuena y Nueva Yol: Bajo la nueva ley, Cuatro hombres y un ataúd, Perico ripiao, Éxito por intercambio, Negocios son negocios, Ladrones a domicilio, Al fin y al cabo, Cristiano de la secreta y Lotomán.

Otras películas dominicanas que han recibido el apoyo del público puertorriqueño son: Feo de dia lindo de noche, Sanky panky 2, Profe por accidente, ¿Quién manda?, Los Súper, A ritmo de fe, Lío de falda y Mi angelito favorito.

Una escena de la comedia "Sanky Panky 2".

Una escena de la comedia «Sanky Panky 2».

Hay que destacar la participacion de películas nacionales en los festivales de cine de San Juan, con la asistencia de actores y productores, como es el caso de Frank Perozo, Manny Pérez y José María Cabral que estuvieron en el Festival de Cine San Juan 2012, lo que sirvió de plataforma de promoción para entrar en contacto con productores puertorriquenos  como es el caso de Jacobo Morales, quien reconoce el auge y el talento que ha ido impulsando la industria dominicana.

Carmen Elena Manrique y Carolyn Aquino en una escena de "Feo de día...".

Carmen Elena Manrique y Carolyn Aquino en una escena de «Feo de día…».

Más de seis películas de República Dominicana se estrenaron el año pasado en este mercado: Feo de día… lindo noche, su exhibición comenzó en diciembre del 2012 y se mantuvo en cartelera los rimeros meses del año siguiente; Lío de faldas, Profe por accidente, A ritmo de fe, Sanky Panky 2, ¿Quién manda? y Mi angelito favorito. Es importante destacar que entre las más taquilleras estuvieron Sanky panky 2, Feo de  día… lindo de noche, Profe por accidente y ¿Quién manda?

Desde la izquierda, José María Cabral, Frank Perozo, Orlando Ramírez (El Fiscal del Merengue), David Collado y Manny Pérez, durante un estreno dominicano en Puerto Rico.

Desde la izquierda, José María Cabral, Frank Perozo, Orlando Ramírez (El Fiscal del Merengue), David Collado y Manny Pérez, durante un estreno dominicano en Puerto Rico.

Esa incidencia de producciones dominicanas en Borinquen, su éxito principalmente está vinculado al trabajo de promocion que hacen sus productores y actores junto a quienes los representan y visitan cuantos programas de radio, televisión. Pero quienes no aprovechan estas coyunturas son los artistas que cantan las canciones de las películas (que forman parte del soundtrack).

La visión del avance del cine en República Dominicana aquí en Borinquen le han dado mucho peso, más cuando en el mismo momento que Marc Antony dijo que construiría un estudio cinematográfico aquí, al mismo tiempo un grupo lo hacía en Santo Domingo, donde hace poco entró en operaciones los Estudios Indomina, en Juan Dolio y el director de cine Ángel Múñiz puso a funcionar sus instalaciones en Quitasueños, Haina.

Con todo esto, el mensaje podría ser que tanto actores como productores dominicanos y puertorriqueños deben asumir un trabajo de relaciones públicas que no solo se limite a la promoción de sus películas de turno, sino también a que participen en iniciativas sociales a beneficio de la niñez y las familias de pocos recursos.

En conclusión, cuando se augura un 2014 mucho más activo, con una mayor cantidad de estrenos dominicanos que en el 2013, ese mismo panorama podría replicarse en el mercado puertorriqueño que ha ido en franco crecimiento en los últimos años.

Artículo escrito por El Fiscal del Merengue

Orlando Ramírez, mejor conocido como El Fiscal del Merengue. Reside en Puerto Rico desde hace muchos años, donde asumió una defensa gratuita del ritmo nacional dominicano. Locutor, productor y animador de eventos.

Comentarios