Cine

Miss Sloane, el infame rostro del lobbismo

Miss Sloane, de Madden, es una película que ilustra muy bien el casi siempre malentendido oficio del lobbista. Es una profesión, primero regulada en Estados Unidos por decretos y a partir del 1995 sancionada por la Ley conocida como Lobbying Disclosoure Act (LDA), que puede analizarse desde el punto de vista profesional (como vimos en la popular serie de televisión House of Cards) o desde una perspectiva ética, como se presenta en este drama político protagonizado por la talentosa Jessica Chastain, nominada al Oscar por sus apreciables interpretaciones en The Help (2012) y La noche más oscura (Zero Dark Thirty) en 2013.

El personaje principal de esta historia es Elizabeth Sloane, un animal político de reputación admirable que renuncia a su puesto de lobbista en Cole, Kravitz & Waterman para irse a la acera de enfrente y asumir una ofensiva para evitar que sea aprobado un proyecto de ley sobre el control de las armas, que defendía cuando trabajaba para la referida organización, mientras se prepara para la batalla que le podría costar cinco años de cárcel si un subcomité del Senado le encuentra culpable de violar el código de ética que regula la profesión.

Miss Sloane muestra con marcada claridad el lado oscuro del lobbismo en la política Washington, y el realizador no oculta su ideal de colocar en el más alto nivel el rol que puede desempeñar una mujer en este entramado. Chastain, con una interpretación muy parecida al de la agente de la CIA desplegada en Irak tras la caza de Osama bin Laden en Zero Dark Thirty, es presentada como una mujer con una capacidad incomparable, a quien solo parece interesarle ganar sobre todas las cosas, aún cuando tenga que sacrificar a sus propios colaboradores.

Ella personifica en este drama el lobbismo más radical, invasivo y comercial como nunca había sido representado en película alguna. Madden asume con responsabilidad su compromiso social, y le da a su personaje principal la materia prima –y las técnicas– para que pueda dibujar a la perfección el cuadro que enmarca el trasfondo político y los intereses que mueven a las grandes organizaciones del stablishment estadounidense.

Miss Sloan es un revelador marco de referencia para entender la importancia de este oficio que se cree comenzó en Estados Unidos durante la administración del presidente Ulysses S. Grant, entre el 1868 y el 1877. Además de la popular serie de televisión norteamericana House of Cards –adaptación contemporánea de la versión original británica–, el lobbismo no podía ser un tema al margen en The West Wing («El Ala Oeste»), conocida serie creada por el talentoso guionista ganador del Oscar, Aaron Sorkin.

Francia, Estados Unidos, 132 mins Idioma Inglés Guionista Jonathan Perera Intérpretes Jessica Chastain, Mark Strong, Gugu Mbatha-Raw, Michael Stuhlbarg, John Lithgow, Alison Pill, Jake Lacy y Sam Waterston Nominación al Globo de Oro Mejor actriz en película dramática (Chastain).

Artículo escrito por Máximo Jiménez

Periodista, crítico de cine. Ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), coordinador de la tertulia “Música entre libros” de la Biblioteca Juan Bosch (Funglode).

Comentarios