11/04/2021
Cine

How to be Latin Lover: ¡Ave Maria!




La verdad es que estamos viviendo unos tiempos verdaderamente terribles. La inversión de valores lo arropa todo, y en un mundo patas arriba todo es posible. Si los ejemplos a mano (miren a un lado y hacia el otro) no son suficientes, aquí está entonces la más reciente película del actor mexicano Eugenio Derbez.

La historia de Como ser un Latin Lover es un bodrio que en otra época no hubiese recibido la atención ni la difusión que la película ha logrado en la actualidad.

Y de hecho, debo aclarar de plano que el film en el que el propio Derbez es productor, además de su actor principal, ha sido un ‘éxito rotundo’ en Estados Unidos, en el aspecto económico, con una recaudación que sobrepasa los 32 millones de dólares. ¡Increíble!

Sin embargo, el film, una comedia de situación en la que se intenta fallidamente resaltar el valor y la importancia de la familia en lugar del lujo y la riqueza, es simplemente una patética y ridícula colección de destartalados clichés y estereotipos a los que los hispanos han sido reducidos por décadas.

Derbez interpreta –la palabra dice mucho más de lo que el actor verdaderamente ofrece– a un ‘gigolo’ que desde muy joven supo ejercer su oficio con entereza y determinación. Pero luego de 25 años juntos su octogenaria amante lo pone en la calle, y éste va para entonces donde una hermana que tiene años a la que no ve y un sobrino de 10 años al que tampoco conoce. ¿No ‘suena’ todo esto a un típico culebrón televisivo de Univisión?

Si la película tuviera algún sentido de comicidad, un verdadero toque de humor o una pizca de chispa, un ‘gag’ que provoque la risa, o tan solo uno de estos atributos, al menos habría algo a que aferrarse.

Pero por el contrario, en Como ser un amante latino lo que sobresale es el doble sentido, los chistes escatológicos carentes de gracia, la tontería más inerte y el infantilismo más inapropiado.

La película es hablada en inglés y español, evidentemente como una forma de llegar a un mayor público, pero en definitiva el film esta inequívocamente dirigido al público hispano, y en particular a los mexicanos residentes en Estados Unidos.

No sólo la banda sonora con sus diferentes canciones en español lo determina, sino sobre todo un guion pedestre, y repleto del humor físico, gastado, estúpido e insípido de Eugenio Derbez.

Lo peor de todo, no obstante, es tal vez cuando el incoherente guion deriva hacia una especie de sub trama en la que Derbez, en un personaje casi en sus 50 años, se dedica a enseñar a un niño los trucos del oficio. ¡Hello! Aunque se trate de una comedia, ¿no resulta esto completamente inadmisible? ¡Ave María! ¡Qué tiempos!

Y por otro lado, con un metraje que innecesariamente bordea además, las dos horas de duración, ‘Como ser un Amante Latino’ es todo un desperdicio –hay sub tramas y situaciones gratuitas– y lo mismo vale para Salma Hayek, Rob Lowe y compartes.

Ahora bien, si usted es de los ‘fans’ del comediante Derbez olvide todo lo anterior y disfrute su película. ¿Habrá Eugenio creado con este mediocre film su propia franquicia? ¡Qué Dios nos encuentre confesados!

Comentarios