13/04/2024
Opinión

Los pies de la política




Ya lo he dicho antes por aquí: el fotógrafo tiene una mirada, pero también una mira, que puede ser letal para los políticos. Nuestro consultor en fotografía Miguel Gómez nos manda esta simpática historia desde las calientes tierras andaluzas, para compartirla con los lectores de La Peña.

Pocas cosas son tan peligrosas como un fotógrafo aburrido y con un político enfrente. En esos actos con esperas y discursos larguísimos, ocurre a veces que, una vez hechas las fotos de rigor, el fotógrafo debe permanecer donde se realiza el evento, por imperativo protocolar o laboral, y entonces no le queda otra opción que dedicarse a buscar detalles que los saquen del sopor. Otras veces el detalle salta a la vista de forma tan evidente que es imposible desperdiciarlo.

El pasado sábado 13 de junio se constituyeron los ayuntamientos y gobiernos comunitarios en España, que resultaron ganadores en las elecciones municipales del 24 de mayo. Como no podía ser de otra manera, en los actos de juramentación quedaron para el recuerdo un sinfín de anécdotas, pero una de las más destacadas, sino la que más, fue la protagonizada por Mamen Sánchez (PSOE), elegida alcaldesa de Jerez de la Frontera en Andalucía. En su juramentación, por alguna razón, los meñiques de los pies se les salieron de los calzados, y a alguien se le ocurrió hacer “una foto para la historia”, que tuvo tal repercusión que hasta medios internacionales como el Daily Mail, entre otros, se hicieron eco del curioso hecho.

En apenas minutos, las redes sociales, especialmente el cruel Twitter se llenaron de comentarios, fotos, bromas y memes de los pies de la alcaldesa, usando los hashtags #mamensanchez y #piesretrovisor. Pero ya se ha dicho antes que un buen chiste a expensas de un político, solo puede responderse con otro chiste, de ser posible, mejor, y como no le falta gracia andaluza,  la nueva alcaldes dijo de sí misma que había entrado con buen pie al ayuntamiento.

La flamante alcaldesa ganó los titulares por las razones equivocadas, con esta historia de los dedos al aire,  aunque lo importante era su juramentación, pero  es sabido que en los medios lo interesante predomina sobre lo importante. De ahí, la importancia de cuidar los pequeños detalles en los eventos y en la imagen de los políticos, para evitar que estos terminen restándole espacio a lo que sí lo merece.

Ya le pasó alguna vez al entonces candidato y hoy presidente del gobierno español Mariano Rajoy, que llevaba los calcetines rotos y los talones al aire, solo que entonces (2007) Twitter no era tan popular ni tan cruel.

Ahora hay más de mil y un pares de ojos atentos en todo el mundo a las actividades de los políticos y mil y un dedos (estos, de las manos), dispuestos a retuitear sus metidas de patas.

Artículo escrito por Melvin Peña

Melvin Peña es un consultor de negocios en temas de comunicación, marketing e innovación. Ha trabajado para 25 de las empresas más admiradas de República Dominicana en 15 sectores diferentes. También tiene una amplia experiencia como consultor en el sector público, organismos internacionales y empresas multinacionales. Es presidente de la firma Comunicaciones Integradas.

Comentarios