19/09/2019
Opinión

Escuela, familia y comunidad; nexos ineludibles (IX)

La amenaza que se presenta hoy, contra la familia dominicana en los incesantes intentos  gubernamentales que buscan establecer una política de género, en las escuelas dominicanas, para muchos, es el establecimiento institucional de una educación a favor del desarrollo de prácticas transexuales, en los actores sociales, en formación en nuestras escuelas. Esto  se interpreta como  un ataque  a la sociedad en conjunto, tal como la conocemos hoy.

Una cosa es respetar la existencia de los transexuales, ser tolerantes con ellos y otra, institucionalizar su multiplicación y que el Estado juzgue esto como conveniente. Por cada transexual que forme la escuela, mueren las posibilidades de surgimiento de nuevas células sociales, familias; que son las que aseguran el sostenimiento de la sociedad.

Tal distorsión, en nuestra formación social, tiene su primer asomo, en la isla de Santo Domingo, como consecuencia de la crisis que afecta al territorio, a principio del siglo XVII y resurge, hoy 413 años después.

Este fenómeno, está directamente relacionado, con el hecho histórico de las devastaciones de Osorio de 1605-1606. Con ella se da apertura, a la modificación del mapa político de la isla de Santo Domingo, teniendo como efecto inmediato, el primer aislamiento del territorio, que a la larga habría de convertirse en Haití.

 Ese aislamiento, trajo como resultado, el enajenamiento cultural de Haití; pues los residentes de esa parte de la isla, no serán afectados por el proceso cultural español, tampoco por el francés. La cultura que habría de resultar de allí, sería la generada por los propios actuantes; para el caso bucaneros, filibusteros, habitantes, los aventureros de diferentes nacionalidades y los aportes culturales de los esclavos africanos.

La institución que destaca durante el periodo de dominio bucanero y filibusteros es; La cofradía de los hermanos de la costa, oficialmente fundada en 1620. Según Wikipedia, dicha cofradía se definió comoUna organización formada por bucaneros, filibusteros y diferentes clases de piratas, que duró desde 1620 hasta 1700. Esta cofradía tenía principios sociales igualitarios y sede en la isla tortuga.

Entre los principios de la mencionada organización, podemos destacar dos, que fueron letales para el futuro, del desarrollo social equilibrado de la colonia francesaEl primero negaba la pertenencia u obligación de sus miembros con ninguna nación  o  religióny el segundo que prohibía el ingreso de mujeres a la isla(Salvo las esclavas africanas).

 Con el primero esa región, se mantenía ajena a las leyes y apego a cualquier nación de Europa o el mundo. Por otro lado se negaban a servir a los intereses de evangelización, tanto del catolicismo como del protestantismo.

 Esta conducta limitó, las posibilidades de que en la colonia francesa, se sentaran las bases para el desarrollo del cristianismo, a partir de las iniciativas de los propios colonos o contando con su anuencia

El segundo, la prohibición del ingreso de mujeres, castró las posibilidades de que se  desarrollaran, de manera conveniente las familias, que dieran fundamento a la sociedad colonial, en la parte oeste de la isla de Santo Domingo, Haití.

 De pronto, consideraban a la mujer como un distractor, en cambio propugnaron por sostener relaciones maritales entre hombres. Por esta razón, en lugar de la familia se desarrolló el matelotage, que está definido, según wikipedia como: Una unión formal y permanente entre dos varones adultos. Ambos unían sus propiedades, luchaban juntos y se cuidaban el uno al otro, en caso de enfermedad. A veces el matalotaje se expresó a través de un contrato, en el que se estipulaba que, en caso de muerte de uno de ellos, su compañero heredaba todos sus bienes. El matelot era la pareja sexual más débil, más joven o con menos recursos económicos.Conjuntamente con el matelotage, funcionaba la promiscuidad sexual generalizada con las negras africanas, incluso de muchos de aquellos que tenían parejas masculinas. El desenfreno no tenía límites; Sodoma y Gomorra estaban en las tortugas y el oeste de la isla de Santo Domingo.

Lo que ocurría, en ese momento y que se extendió, por más de 100 años, en el oeste de la isla de Santo Domingo, era la defensa del matrimonio entre hombres, la promiscuidad sexual, con las negras africanas y el rechazo institucionalizado al matrimonio, con mujeres  y con esto, el rechazo a la familia, como célula de la sociedad. ¿Hacia ahí vamos? 

Haití se inicio en el orden familiar, en 1804, con la proclamación de su independencia, 198 años después de su existencia como colonia. ¿Fueron buenos los resultados de no contar, a tiempo, con un autentico orden familiar? No.

Comentarios