21/01/2022
Espectaculos

Crítica al elepé «Traigo mi salsa pa’ tu lechón» (1972), Johnny Ventura

Tras el ajusticiamiento de Trujillo en 1961, Johnny Ventura quizás fue el primer merenguero en convertirse en un símbolo musical de la Navidad. Dos canciones, Fiesta navideña Cantares de Navidad, aunque incluidas en este elepé de 1972, pero que originalmente fueron publicadas en 1970, inauguran el prolífico y emblemático repertorio alegórico a estas festividades que engrosará el artista a lo largo de su trayectoria.

La Navidad inspiró grandes éxitos que se convirtieron en clásicos y tras la grabación de Traigo mi salsa pa’ tu lechón (Mate-005) el artista se erigió en una referencia obligada todos los años. El álbum como resultado de esta tendencia es, por demás, un recorrido por las tradiciones, sobre todo, del pueblo dominicano. No es fortuita la imagen de su portada: Johnny frente a un lechón asa’o compartiendo el plato típico junto a tres damas que observan el sabroso manjar navideño.

RELACIONADO: Crítica al elepé «Salsa y algo más» (1971) de Johnny Ventura

Salsa pa’ tu lechón, composición del prolífico Mundito Espinal, inicia el cancionero, un tema que con el tiempo gana admiración por lo que significa para la gente, y las influencias que tuvo en muchas otras orquestas que no tardaron en apelar al tópico de las navidades grabando temas que forman parte de una discografía especializada interminable.

Johnny y Mundito logran un one-two que no podía resultar mejor. Si Salsa pa’ tu lechón sabe a gloria, no menos apreciables son las otras composiciones que aportó el segundo. Año Nuevo es un merengue inolvidable, con unas letras cargadas de salsa y sabor:  «No me desprecies mi negra, mi cariño ven acá, te juro que este año nos vamos a querer más. Señor te damos las gracias y al hacer tu voluntad, que el Año Nuevo ha llegado y todo es felicidad».

Digno de admirar cómo Mundito siempre supo graficar en sus creaciones las tradiciones del pueblo, reverenciar su sentir, narrar sus costumbres, del deseo de celebrar cada ocasión aún cuando las condiciones son adversas. Nochebuena otra vez: «Llegó Nochebuena otra vez, el mismo problema otra vez, a buscar presta’o al módico 20 otra vez… Y en las navidades estamos contentos, y después del año, pagando por ciento».

RELACIONADO: Crítica al elepé «¡Ah yo no sé… no» (1971) de Johnny Ventura

Otras de sus canciones incluidas en este elepé van en esa tónica, Llegó Navidad, Añoranzas navideñas Consejos de Navidad. Durante años, sobre todo a principios de los 70 y posterior, Johnny y Mundito conformaron un dúo que casi siempre la pegaba. Esta producción no sólo es un estacazo a los villancicos que para la época dominaban en la preferencia popular, también es el primer elepé de El Caballo en el que el merengue adquiere una dimensión de mayor protagonismo. Siete de sus diez temas pertenecen al ritmo nacional.

Otros de sus clásicos es Año Nuevo de E. Ruiz Casado, Fiesta navideña, composición de Virginia Soriano, la madre del cantante. Andrés Santana es el autor de Alegrías navideñas y Benito de Jesús contribuyó con Cantares de Navidad. Johnny Ventura interpreta la mayoría de las canciones, con excepción de Alegrías navideñas Consejos de Navidad que las canta Luisito Martí. Traigo mi salsa pa’ tu lechón está considerada como la producción navideña más popular y exitosa en República Dominicana. Y no es para menos.

Artículo escrito por Maximo Jimenez

Periodista, crítico de cine. Ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (2011-2013), autor del libro «La gran Aventura de la bachata urbana» (2018).

Comentarios