30/09/2022
Política

Roberto Rosario: «Cancelación de visa de EE.UU me motivó aceptar postulación en JCE»




Este lunes, el actual presidente de la Junta Central Electoral, Roberto Rosario Márquez, tiene previsto depositar en la cámara del Senado los documentos para completar su expediente y ser legible a un nuevo período al frente del organismo electoral. La decisión de Rosario se produce luego que la embajada de Estados Unidos en el país cancelara su visado personal y diplomático, situación que ha indignado a varios sectores de la sociedad dominicana.

El pasado sábado, el periodista Pablo McKinney entrevistó a Rosario, la primera que el funcionario ofreció luego de la cancelación de su visa, en la que el actual funcionario defendió su gestión antes y después de las elecciones presidenciales del 15 de mayo del 2016. A continuación, una transcripción casi total de la entrevista, transmitida por Color Visión en su espacio «McKinney»:

Pablo McKinney. ¿Qué es todo esto que ha pasado con la cancelación de sus dos visas a Estados Unidos?
Roberto Rosario. El permitir que una persona ingrese a otro territorio es una potestad del Estado, que digo yo es el mismo derecho que tiene la República Dominicana, que le critican de manera constante quién quiere regular quién entra o no al país, es un poco de paradoja de esa decisión. Es decir, ellos [EE.UU] pueden regular, quién entra y sale a su Estado pero critican a Dominicana porque quiere hacer esas mismas regulaciones.

PM. Porque la República Dominicana lo que ha hecho con ciudadanos, bueno, tampoco el decir quizás no es bueno, porque hay un tema de la ilegalidad y falta de documentos, pero es interesante porque, me corregirás, pero creo que todo esto también tiene que ver mucho con enfrentamientos y actitudes dignas en cuanto a este mismo tema.
RR. Lo primero que quiero decir, para explicar las especulaciones, he escuchado algunas personas que dicen quien debe explicar es Roberto Rosario. Yo te pregunto: ¿Y qué voy a explicar? Porque a mí no me han dicho las razones, lo que a mí me han dicho es exactamente lo que salió en un comunicado que hizo, creo que el Departamento de Estado o la embajada, informando que al señor fulano de tal [Roberto Rosario], presidente de la Junta Central Electoral, le fue retirado el visado de turista y el visado oficial.

PM. En aquella visita a su oficina de la cónsul general de los Estados Unidos en el país, qué se habló. ¿No le dio ninguna explicación, sobre todo en la parte oficial, que ya entra en la dignidad nacional. Lo otro ya es un asunto de Roberto Rosario Márquez?
RR. Para tu información, ese día por casualidad había estado en la Cancillería renovando el pasaporte diplomático porque iba de viaje, e iba a visitar un país donde no se requiere visa sino pasaporte oficial. Por esa razón, andaba con el pasaporte, pero no con mi libreta personal. La llamada yo la recibí estando en el periódico Diario Libre, conversando con Adriano Miguel Tejada [director del diario] y entonces yo le dije, porque me dijeron ‘queremos hablar algo urgente con usted’, a mi asistente Les dije, bueno dígale que no puedo en este momento, pero que los puedo recibir a las 2:00 de la tarde. Me llamó la atención eso, dije hay algún problema, hay algún enfermo o un documento… de verdad fue lo que pensé.
Voy a mi oficina y los recibo. Cuando veo a la persona, ella va acompañada de un oficial de la embajada que no me entregó su tarjeta…

El presidente Danilo Medina recibió el documento de manos de Roberto Rosario, presidente de la JCE.

El presidente Danilo Medina recibió el documento de manos de Roberto Rosario, presidente de la JCE.

PM. Perdón, la cónsul general llega, acompañada de un ciudadano que se identifica…
RR. No, se identifica ella. El señor está sentado, pero no habla. Y entonces yo le digo, está bien, cuando ella me entrega su tarjeta, digo y el señor. Ella me responde: él está ahei pero no importa. Le digo, claro que importa. Aquí habemos tres personas, yo les he entregado a ustedes mi tarjeta y yo necesito saber quién es el señor para poder entablar la conversación.

Ella insiste, que no importa, y le digo que sí, que a mí me importa, quiero saber quién es. Tomo un bolígrafo y un papel, esperando que me diga el nombre, como se produjo un silencio, a entonces el señor dijo mi nombre es fulano de tal… Le digo que me lo dicte despacio, y cuando me lo dice entonces hablamos.

PM. ¿Era un representante del consultado o de la Embajada de Estados Unidos?
RR. Solo me dijo que era de la delegación diplomática, no necesariamente… y tampoco para mí era un tema del otro mundo, lo que quería saber es quién era nada más.

PM. Sí, pero era un agravante todo esto.
RR. Tuve la impresión de que era una persona que fue a ver lo que ocurría. Lo vi como si fuera un testigo o alguien que fue a ver la ejecución del procedimiento. No tengo idea de qué es lo que está pasando, pero dije vamos a ver. Me dice la cónsul, una señora muy educada: mire señor Rosario queremos decirle, que vinimos a notificarle que el Departamento de Estado le ha cancelado su visa oficial y la visa ordinaria.

Le dije, ah muy bien, y pregunté: cuál es el motivo. Me dice, bueno, hay muchas razones por las que se pueden cancelar una visa. Le dije que tenía más de 30 años de visa, entrando y saliendo a Estados Unidos, y la personal incluso está vigente hasta el 2020 y tanto, y esta vence el año próximo. Si había algún problema debieron notificarlo cuando la solicité. ¿Por qué ahora? Le pregunto, me dice: ‘Es posible que pueden surgir informaciones [lo que dice el documento, comunicado] que den lugar a la cancelación. Le dije, pero como soy el afectado, me gustaría saber cuáles son las razones. ‘Eso es lo que le puedo decir’, me contestó. Perfecto, le dije.

PM. Anteriormente, había una conversación aquella difícil con el embajador norteamericano, no se habló de la cancelación del visado.
RR. Sí, voy a hablar de eso. Le dije, uno nunca anda con el pasaporte encima… yo siento que fue un poco de orgullo, porque yo no estaba obligado a entregar mi pasaporte, lo que se hace en ese caso es cuando es visa oficial, se notifica vía Cancillería, se le pide a Cancillería que establezca un procedimiento y se hace por esa vía, nunca de la forma en que se hizo. De manera personal. En este caso, pero no conocía eso, y reaccioné más de manera instintiva. Y dije ese es el problema, saqué mi pasaporte oficial y por favor póngale el sello. Le puso el sello, porque ella me lo pidió para ponerle el sello. Le dije, pero no tengo aquí el pasaporte con la visa personal, me dijo, bueno, pero entonces ¿qué hacemos? Le dije no se mortifique, no puede ser hoy pero puede ser mañana, a qué hora usted quiere. Me dice ella ‘a la hora que usted quiera’ y le dije que no, que me diera una hora. A las 9:00 de la mañana, espérese un minuto, llamo a una persona, usualmente la que está en contacto con ellos, y le dije mire esa persona a las 9:00 de la mañana va a ir a llevarle el pasaporte personal para que usted termine su labor.

El presidente de la JCE, Roberto Rosario, junto a otros magistrados del pleno, en recorrido para supervisar impresión de las boletas para las elecciones de mayo.

El presidente de la JCE, Roberto Rosario, junto a otros magistrados del pleno, en recorrido para supervisar impresión de las boletas para las elecciones de mayo.

¿Cuál es el problema de retirar una visa oficial? Que lamentablemente, el cancelar una visa se ha utilizado como un estigma contra la persona, es como querer avergonzar y humillar a la persona. Yo fui donde mi mamá, reuní a mi mamá y a mis hijas, le dije te tengo que explicar esta situación. ¿A explicarme qué? Me dijo ella, no tienes que explicarme nada. Esa gente lo que quisieron fue humillarte. Lo único que te voy a decir es cuidado si te doblegas ahora con eso. Tienes que mantener tu posición con más firmeza.

Así le informé a ella y a mis hijas, pero no pude decirle ninguna razón. Porque ¿cuáles son las razones de cancelar una visa? Privada o pública. O que la persona trafique con sustancias prohibidas, nunca ni siquiera la he visto. Terrorismo, imagínate, no creo que hay un dominicano involucrado en eso, puede aparecer un loco, pero no lo hay. Corrupción, no tengo ningún proceso abierto ni ninguna sentencia en contra. Nada. Sobre los derechos humanos, todas las decisiones de la junta han sido aprobadas por el Pleno o unánimemente o por mayoría, y han sido precedida por una sentencia o de la Suprema Corte de Justicia o del Tribunal Superior Electoral. En consecuencia, no estarían sancionando a Roberto Rosario, estarían sancionando esas políticas que se me imponen.

PM. ¿Por qué solo al presidente de la Junta Central Electoral (JCE), que lo que hace es junto con el pleno llevar a cabo los mandatos de las sentencias de las Altas Cortes, y no se les ha perjudicado a esos miembros?
RR. No sé, porque incluso la resolución 12 que fue tan discutida, y la circular 17, fueron sometidas a la Suprema Corte de Justicia y hay tres sentencias de ese organismo que dicen que fueron hechas conforme al derecho y a la ley, por tanto, hay un órgano constitucional que ya lo juzgó. Por lo tanto, esa resolución 12 fue aprobada por los 9 miembros del pleno, aunque después dos de ellos se retractaron. Y fue precedida de una sentencia de la Suprema en el año 2005. Posteriormente, vino la sentencia del Tribunal Constitucional, es decir, lo que ha hecho la Junta ha estado sustentado… te voy a decir algo más, la Junta hizo un inventario o una auditoría del Registro Civil y determinó que hubo 55,000 personas que pudieron ser de alguna manera tocados por esa decisión. No necesariamente que tuvieran irregulares, sino que a partir de esa sentencia había que poner en marcha una investigación. Se trabajó eso, y con ese listado de 55,000 personas, se emitió la Ley 169-14 y se dispuso que tan pronto esas personas se presentaran al registro su tema iba a ser resuelto. Al día de hoy, toda persona que está en ese listado se le ha resuelto el problema. No se ha tomado ninguna medida contraria, ni hay ahora mismo una situación que dé lugar a problemas.

PM. Incluso, cualquier problema con eso lo tienen las personas es con los documentos que en su país de origen no le han entregado. Lo que complica todo esto.
RR. Así mismo es. Entonces, cuál es el problema, esa persona [el embajador de los Estados Unidos] me visitó en una ocasión, junto al embajador de la Unión Europea, pero previamente había visitado al Presidente de la República [Danilo Medina] y otras personas, eran como 15 en total, y en esa reunión, ya me habían informado dos ministros y un legislador, que él le había ido a pedir al presidente de la República que me cancelara, y le había advertido al presidente, estoy hablando del año pasado, antes de la primera reunión, que ellos iban a tomar medidas en mi contra, y según esas personas que fueron a hablar conmigo, le había dicho que ellos tenían información de todos mis movimientos, que tenía una hija, que iba a tal lugar…

PM. En medio de la conservación un poco fuerte, se mencionó a la familia, pero esto no vino por la negativa del presidente de la Junta de recibir al embajador inmediatamente solicitó la cita?
RR. Viene el tema, en la conversación el señor me dice, que a él molestó que me pidió una cita y que no le recibí de una vez. Digo pero mire, estoy en una situación muy complicada, tengo mucho trabajo, revisé mi agenda y le propuse una fecha cuando podía verlo. Si yo le pido una cita a usted voy a coger la fecha que usted me ponga, no se la voy a imponer. «Sí, pero si yo tengo cosas urgentes que hablar con usted tiene que recibirm», le dije no. Si usted tiene cosas hay que buscar un acuerdo. Me dice: «Bueno, yo hablé con el presidente de la República ­­–me confirmó lo que me habían dicho– y él me dijo que hablara con usted, que eso era un poder independiente y que yo estaba obligado a hablar con usted». Le dije, pero el presidente le dijo la verdad. La JCE es un órgano independiente. Ahí se dio la discusión, y él [el embajador] me confirmó que iban a tomar medidas en mi contra. Le dije, ese es su derecho.

PM. ¿Se habló específicamente del retiro de la visa?
RR. Él habló de medidas, todas las que fueran necesarias. El problema vino, porque él dijo que algunas organizaciones de la Sociedad Civil le habían hecho llegar un listado de 1,500 personas a quienes supuestamente, que estaban en la lista de los 55,000 afectados, a quienes supuestamente se les había negado el documento. En consecuencia, él se sentía molesto conmigo porque yo era un mentiroso. Me lo estaba diciendo en la Presidencia de la Junta. Y yo, no te niego que el tema me molesta, le dije mire usted no tiene ninguna razón para decirme mentiroso, usted me está irrespetando. Si usted está molesto con eso, yo estoy más molesto con usted porque injustamente me está acusando a mí de hablar mentira. No tiene ninguna base para hablar de eso. ‘Sí, yo le puedo demostrar a usted que tengo un listado de 1,500 personas que les negado el documento’. Le dije: Mire el problema está resuelto, entrégueme ese documento, demuéstreme que soy un mentiroso y entrégueme la lista. ‘Ah bueno, yo no la tengo, no tengo que estarle remitiendo a usted lista’. Le digo pero usted está diciendo que la tiene. Debe entregar ese listado. Pero vamos a resolverlo, como usted no cree en mí, y esta situación me pone a mi que no debo creer en usted, y ya creo que tiene algo en mi contra. Vamos a buscar un tercero que sea testigo, y le digo al canciller, usted lo acepta, y me dijo sí lo acepto, yo le voy a habilitar a usted una oficina en la Junta para que usted reciba a esas 1,500 personas que tienen problema y se inscriban en el Registro Civil. Y quedamos que sí, después habilitamos el sitio, hay una fotografía cuando eso se habilitó, duró como dos o tres meses, y de ese listado no fue ni una persona. Al final fueron tres personas que no tenían que ver con la denuncia de él. Eso no era verdad, era una excusa de él para que se recibieran otras personas que ni siquiera reunían los requisitos.

El otro incidente, al que yo le agrego a este caso, es cuando llegan las elecciones presidenciales y congresionales, donde el embajador James Brewster quería estar dando declaraciones sobre el proceso electoral. Varias veces como presidente de la JCE tuve que decir públicamente que los embajador no debían inmiscuirse en el tema y que no debían estar tomando partido, tuve que hacerlo porque me tocaba.

Segundo, pidió que se acreditaran para las elecciones más de 200 personas, le digo que eso no era posible.

PM. En un momento, Roberto Rosario dijo que no estaba en sus planes continuar al frente de la Junta Central Electoral. De repente ocurre esto, esta agresión, retaliación que va más allá de la persona, llega al Estado que representa la dignidad del pueblo soberano dominicano, hasta dónde va a llevar esta situación a Roberto? ¿Esto no cambia el escenario?
RR. Había dicho que no tenía la intención de hacerlo que quería concentrarme un poco en relanzar mi oficina y atender a mi familia. Ante las circunstancias que se han presentado, varias organizaciones de carácter social y personas, me han pedido que debo depositar mi currículum para que sea evaluado. Estoy decidido a que se evalúe. Esta situación ha conducido a que tenga que aceptar y tengo hasta el lunes [hoy] fecha límite para depositar, aceptando la postulación que varias instituciones han hecho, valorando el trabajo para que continúe al frente de la JCE. No he hablado con nadie, ni con el presidente de la República, ni con ningún dirigente del PLD.

PM. A propósito de todo esto, no ha habido una llamada [del Presidente Danilo Medina].
RR. No. Del presidente de la República no. De personas de la sociedad civil, sí. Pienso que Medina ha sido cauteloso, nada en particular. Pero debo decir, sin excepción, es así, que de todos los partidos y todos los niveles se han expresado molestos y han dado muestra de apoyo a mi trabajo.

Naturalmente, eso no obliga nada, la Constitución no prohibe que a mí se me valore, y ellos [el Senado] decidirán sobre el caso.

Comentarios