22/07/2024
Espectaculos

Humoristas jóvenes reciben la bendición de la vieja guardia




Cuquín Victoria, un humorista con más de 30 años en el oficio, considera que el negocio del espectáculo relacionado a este sector nunca había estado mejor. El tema se hace recurrente, no podía ser de otra manera, tomando en cuenta, por un lado, el éxito de los nuevos talentos (aunque otros no tanto) y, por el otro, debido a la proliferación de escenarios que abrieron sus puertas a carteleras regulares con una oferta tan diversa como la que traen los estrenos semanales en el cine.

El panorama, y quizás a eso se refiere Victoria, no puede ser más halagüeño. Eso ha posibilitado que surjan propuestas como “¡Que viva el relajo!”, un show con todas las de la ley que produce el empresario Ramsés Peralta y que se presentará el día 15 de noviembre en el teatro La Fiesta del hotel Jaragua. Un cóctel artístico variado que incluye, de la que puede ser considerada como nueva generación, a Irving Alberti y Liondy Ozoria (“el papá de los muñecos”) y a Cuquín Victoria y Jochy Santos, de la vieja guardia.

El colectivo humorístico La Guagua.

El colectivo humorístico La Guagua.

Sin embargo, es cierto que los que tienen más experiencia en el espectáculo, todos coinciden en que unos aprenden de los otros, y viceversa. Ozoria, talentoso ventrílocuo que personifica al muñeco Ñeñeco (entre otros personajes), dijo en una visita a elCaribe que durante los intensos ensayos en que han tenido que participar para este show, tuvo la oportunidad de aprender cosas que le servirán en lo adelante para su carrera.

“Es un privilegio para mí compartir en una producción con estos profesionales, como Jochy y Cuquín. Aunque tenemos unos años trabajando una rutina propia de un estilo que hemos ido cultivando, con estos humoristas pude ver las posibilidades del recurso de la improvisación, el repentismo, que es una herramienta que suele funcionar en el oficio. Me han ayudado bastante en esa dirección, porque pude mejorar mis posibilidades como repentista”, indicó Ozoria.

Pero los beneficios que recibe un talento joven, cuando trabaja con artistas veteranos, con una agenda laboral regularmente garantizada, va más allá de lo profesional. “Gracias a Dios tenemos un público que asiste a nuestros shows, y tenemos un buen target del mercado en el sector privado, pero trabajar junto a Cuquín Victoria y Jochy Santos pues, naturalmente, con una producción más elaborada, eso nos ayuda a conquistar otras audiencias”, aseguró Liondy.

Cuquín Victoria cree que estas combinaciones generacionales son productivas porque el humor es un oficio que está en constante evolución, un cambio indetenible que siempre necesita de nuevos elementos y recursos para mantener al público cautivo.

“Es un experimento muy interesante, porque tenemos la oportunidad de compartir con personalidades y líneas de humor muy diferentes. Es una mezcla que a mí, en términos personales, me facilita llegarle a un público más joven que sigue la propuesta de Liondy o la de Irving Alberti. Además, nosotros nos enriquecemos, en términos rutinarios, sobre lo que sucede en el día a día en la sociedad, en el deporte, en el arte, en la política, y eso nos permite estar al tanto con lo que sucede y lo adaptamos al humor”, comentó Victoria.

Irving Alberti ha bebido de estas aguas que corren desde hace varios años por el río caudaloso del entretenimiento. Tiene tablas, y como Cuquín, tanto ha pasado por el teatro como por el cine, pero cuando está en vivo asume un monólogo construido sobre la base de experiencias compartidas, sobre todo, con los veteranos del humor.

El nuevo grupo de humor La Receta.

El nuevo grupo de humor La Receta.

“Siempre nos adaptamos al ambiente y a la atmósfera que predomina en el lugar donde nos presentamos. En este caso, pues naturalmente, trataremos de combinar mi participación con la de Liondy, Cuquín y Jochy. Siempre hay espacio para aprender cuando compartimos escenario con profesionales de su nivel”, comentó el actor que participó en la comedia Mi angelito favorito, el filme más reciente de Alfonso Rodríguez.

El humor está en un gran momento, definitivamente. Con la muerte de varios de sus principales precursores, Freddy Beras Goico, Milton Peláez, Luisito Martí, o la incursión en otras áreas como la política, en el caso de Roberto Salcedo, dejó en el terreno, casi en solitario, a Cuquín y a Boruga, lo que ha posibilitado la entrada de un grupo considerable de talentos que, además, han recibido el espaldarazo de empresarios que motorizaron este sector.

El “Stand Up Comedy” gana terreno en el país

La propuesta más reciente que surgió en torno al humor es “La Receta”, un grupo de cinco talentos integrado por Eduardo Santos, Gerald Ogando, Faruk Miguel, Juan Carlos Pichardo Jr. y Jefferson Reina. Ellos apostaron al estilo del  Stand Up Comedy que tuvo en Carlos Sánchez, quizás, a su principal propulsor.

En esa misma línea se circunscribe el colectivo La Guagua, al que pertenecen siete jóvenes con su estilo muy particular, como es el caso de Aleja Johnson, Ariel Santana, Edward Díaz, Fernando Pucheu, Gustavo García, Wilson Cabral y Thomás, quienes ya tuvieron la oportunidad de entrar en contacto con el público con su show presentado en el Teatro Caribbean. Las salas de Cinemas Caribbean han jugado un rol importante en el crecimiento de estas ofertas humorísticas.

Artículo escrito por Máximo Jiménez/Tomado de El Caribe

Periodista, crítico de cine. Ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (2011-2013), autor del libro «La gran Aventura de la bachata urbana» (2018).

Comentarios