20/09/2020
Nacionales

FUNDACOT educa sobre peligros del tabaco




La Fundación Domínico Americana Contra el Tabaquismo (FUNDACOT), concientizó sobre los daños del tabaco en todas sus formas, incluidos el cigarillo electrónico y la hookah, sobre esta última se encontró que su uso es muy popular en el sector La Fortuna en Sánchez Ramírez.

«El tabaco no es mi amigo» fue el título de la charla organizada por la entidad, en la que se escucharon  amargas experiencias con su uso y su humo, aconsejó acerca de la detección temprana del cáncer de seno y  entregó medicamentos, en el local de la junta de vecinos La Fortuna, compuesta por comunitarios que tienen  como primer vocal a Esteban Rosario.

El barrio La Fortuna, en La Cruz Evangelina (municipio La Mata en la provincia Sanchez  Ramírez), fue donde la institución organizó esta actividad para concienciar a los jóvenes acerca de los peligros del inicio en el consumo del tabaco, debido a lo altamente adictiva de la nicotina, uno de los principles elementos de esta planta, que funciona como carcelero, para que los demás venenos: alquitrán, monóxido de carbono, plomo, benceno, realicen  el efectivo trabajo de enfermar y matar prematuramente.

La presidenta de FUNDACOT, Dellanira Herasme, les recordó a los asistentes que el tabaco mata anualmente cerca de 6 millones de personas en el mundo  y que 600 mil de ellas no fuman, siendo los niños los más vulnerables en ese sentido, ya que exponerlos al humo de tabaco, les aumenta las probabilidades de enfermar de bronquitis, neumonía y más adelante retrazar su desarrollo físico e intelectual.

Asintiendo con gestos y motivados a contar sus historias de tristezas, relacionadas con el tabaco, uno tras otro pasaron por el escenario, aquí les contamos tan solo dos.

Parte de los adolescentes y jóvenes que asistieron a la charla sobre los peligros del tabaco.

Parte de los adolescentes y jóvenes que asistieron a la charla sobre los peligros del tabaco.

“Mi abuelo fumaba mucho, el estaba bien y un dia dijo que tenia un dolor y cuando mi papa lo llevó al médico le dijeron que tenía tan solo dos meses de vida, nadie lo quería creer”, expresó José Manuel de 12 años.

“Entonces lo llevaron a otro doctor en una ciudad cercana, lo examinaron y dijeron eso mismo; aunque querían seguir buscando otras opiniones para escuchar lo contrario, decidieron empezar a construir un panteón, entendian que ya nada podrían hacer, y así fue, al corto tiempo, mi abuelo se murió. Yo le digo a los que están aquí, que no fumen, porque si mi abuelo no hubiese fumado, estuviese vivo, !Mire! El era un hombre fuerte”.

Así arrancó el niño fuertes aplausos de los presentes, en señal, de aprobación a lo expresado, al concluir con lágrimas en sus ojos, el testimonio.

Buenaventura, es un señor de 65 cinco años, con apriencia de cerca de 90, con dificultad para caminar y hablar, levantó su brazo en señal de querer decir algo.

Como pudo, Buenaventura llegó hasta el micrófono y comenzó diciendo: “Mi papá sembraba tabaco y fumaba mucho, yo empecé a fumar también muy joven, mi papá se murió de un cáncer en los pulmones y cuando yo vi eso, me preocupé,  más, cuando problemas de todo tipo me descubrieron; no podía caminar, ni hablar, tenía dolores muy fuertes, los pulmones negresitos y los doctores pensaban que no me salvaría, decidí entonces dejar el tabaco, ya camino y hablo, aunque no muy bien todavía, pero siento que mejoro cada día”.

En otro orden, las mujeres también recibieron explicaciones de parte del Director de FUNDACOT, Lázaro Hidalgo, en torno como realizarse el autoexamen de los senos y la importancia de asistir regularmente al médico para hacerse la mamografía y papanicolau, recalcándoles que la detección temprana del cáncer, es la única forma  probable de sobrevivir al mismo.

Mientras, Cynthia I. Toribio Herrera, enviada por el Ministerio de Salud Pública, representada por la jefa de Epidemiología de Santiago, Bernarda Henríquez y el personal de la UNAP, examinó 45 pacientes con diferentes padecimientos, y entregó medicamentos y orientó sobre sus dolencias, instándoles a visitar los centros de salud cercanos, si fuere necesario, en especial el de Barrio Lindo, donde labora y que está al lado del barrio La Fortuna.

Comentarios