21/09/2020
Opinión

Doce consejos para escritores

Escribir es más que un oficio, es un arte. Enfrentarnos a la página en blanco suele ser un proceso difícil y para muchos desanfiante, sobre todo para quienes se inician en el campo. Quienes aspiran a convertirse en escritor o simplemente publicar un texto o un libro –impreso o digital– buscan inspiración en otras fuentes, en otros autores que dada la calidad y el éxito de sus escritos, son una referencia en el mundo literario.

El escritor Jorge Carrión, autor de Librerías y Contra Amazon, recogió doce consejos de escritura de doce de los profesores del Máster en Creación Literaria de la Barcelona School of Management, los cuales publicó en Twitter (@jorgecarrion21) y que reproducimos aquí para «iluminar» un poco sobre todo a los jóvenes con inquietudes literarias.

  1. LEE ESTRATÉGICAMENTE: La major manera de mejorar tu escritura es mejorar tu lectura. Lee estratégicamente: espiando la técnica del autor; analizando su estilo o su voz narrativa; apropiándote de todo aquello que te sea útil para tus propios textos. @jorgecarrion21
  1. CONFORMA UNA FILOSOFÍA DE ESCRITURA: La única forma de escribir algo vivo es a partir de la conciencia del carácter y de los motivos de la propia escritura. ¿Cómo es tu propuesta? ¿De qué autores bebes y a quiénes respondes? ¿Qué clase de escritor eres? @MonaOjedaF
  1. GOZA DE LO AJENO COMO SI FUESE PROPIO. Disfrutar del hecho de no tener que escribir Moby-Dick, En busca del tiempo perdido, Lolita, Matadero Cinco o La Invención de Morel (suplantar los títulos anteriores con lo que se prefiera)… Y gozar de la felicidad de poder leerlos. Pensar en que, de haberlos escrito, no se podría experimentar el placer de su lectura. Escribir, en cambio, libros propios que honren y celebren la lectura de aquellos ajenos. Y, si hay suerte, que esos libros tuyos algún día te hagan pensar en que hubiese sido formidable que los hubiesen escrito otros para así poder leerlos. Que algo tuyo te guste tanto al leerlo como para desear no haberlo escrito nunca. | Rodrigo Fresán
  1. ESCUCHA Y VAMPIRIZA: El material más valioso para la escritura de diálogos vívidos se encuentra en la cola de la panadería, en la parada del autobús, en una cena con amigos… Presta atención a las asociaciones improbables cuando piensas desde cero, pero tan naturales cuando estás en la calle, a las incorrecciones aprovechables, a los circunloquios previos al mensaje. Se escribe en el escritorio, pero también en la deambulación. | Robert Juan-Cantavella.
  • RECUERDA QUE LA LITERATURA ES ARTE. Escritura: cirugía y cartografía con palabras. Literatura: experiencia más experimento. Arte: la máscara y aquello que permanece cuando cae la máscara. | Rafael Argullol.
  • LEE POESÍA Y FILOSOFÍA. Sin menoscabo del genero que quieras escribir, la poesía te obliga a pensar el lenguaje, a la concisión, a sentir sus posibilidades físicas; y la filosofía te obliga a pensar, a explorar el abismo y a resolver problemas. Por otra parte, escribir bien no es solo una cuestión de gramática, sintaxis y estilo, es una cuestión de saber mirar primero y de proyectar la imaginación después, y con ello dar con la voz y tono propios o justos… y la escritura orgánica, por lo que también el conocimiento de las otras artes, las plásticas sobre todo, es fundamental para un escritor con ambición verdadera. @Milesdebosques
  • SI ESTÁS EN CONTRA DE ALGO, ESCRIBE A FAVOR DE ELLO. Crea un personaje con quien tendrías una discusión sobre cuestiones de principio. No hagas una caricatura, no lo describas como si estuviera equivocado, no lo menosprecies… comienza contando qué gestos hace, y cómo se mueve; después, esfuérzate por entender la lógica parcial de sus razonamientos; valora sus argumentos como valoras los tuyos o los de tu madre… Imagina una situación que le haya hecho sufrir, otra en que haya sido tratado injustamente, y otra en que haya sido incomprendido. | Eloy Fernández Porfa.
  • ESCRIBE A LA CONTRA DE LO PRIMERO QUE SE TE OCURRE. Por ejemplo, si ibas a decir que los días de lluvia son ideales para ir al cine, escribe algo como: “Día despejado, luz en las fachadas de este lado y de enfrente: deseo irresistible de ir al cine”. @EdgardoDobry
  1. LEE Y RELEE TODO LO QUE ESCRIBAS. Recítalo en voz alta o haz que resuene repitiéndolo en tu mente para hacerlo más tuyo, para que la memoria contribuya a mejorarlo, porque percibirás lo que sobra o desentona y acabará quedando lo que importa. | José María Micó.
  • LEE A OTROS Y COMPARTE TUS ESCRITOS. Se nace escritor como otros nacen con oído para la música o con facilidad para dibujar. Lo difícil es hacerse escritor, es decir, vencer la facilidad innata que solo lleva a la improvisación… Y un escritor o una escritora se hacen leyendo, entendiendo el proceso de la escritura ajeno, los obstáculos con los que se ha encontrado otro y cómo los ha superado o no; y compartiendo lo que uno escribe para estimular el sentido autocrítico. | Juan Antonio Masoliver Ródenas.
  • EDITAR ES OTRA FORMA DE ESCRIBIR. Es como dirigir una orquesta creativa, donde el texto es el solista pero no el único instrumento, donde todos los ámbitos del proceso de definición de un libro deben ser armonizados para que se interprete una misma música. @iolandabatalle
  • ESCRIBIR ES BORRAR. Creo que lo que más tarde aprendí: sacarle al mármol todo lo que le sobra –decía Miguel Ángel. No dejar ni una palabra que no se haya ganado su derecho tras enconada, titánica pelea… (Elegir, por ejemplo, entre “enconada” y “titánica”, y dejar solo una de las dos ¿Cuál prefieren?) @martin_caparros

Artículo escrito por Máximo Jiménez

Periodista, crítico de cine. Ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (2011-2013), autor del libro «La gran Aventura de la bachata urbana» (2018).

Comentarios