03/08/2020
Cine

Cine histórico espera una brecha entre las comedias




La Distribuidora Internacional de Películas y Palacio del Cine, marcan la fecha de los estrenos nacionales salvaguardando las que tienen más posibilidades de éxito.Las dos únicas distribuidoras de filmes, que a su vez controlan el negocio de las salas (Caribbean Cinemas y Palacio del Cine), también se han involucrado, adquiriendo una parte importante de participación, en la producción de cintas locales, siempre que estas cuenten con los elementos que suelen garantizar un éxito en la taquilla. Es por eso que de la comedia dependa la ventana que en la cartelera se abre tímidamente para que entren en programación realizaciones de corte histórico y biográfico.

La primera película del año que entra en esa clasificación es Teniente Amado, del director Félix Limardo, quien asumió un guión del periodista Huchi Lora. El biopic sobre el militar que participó en el tiranicidio contra Trujillo tiene fecha reservada para entrar en competencia el primero de agosto, poco menos de tres semanas después de la salida de Arrobá, la comedia de José María Cabral que arrancó su ciclo comercial anoche.

Una decisión inusual en el tiempo entre un estreno de una película dominicana y otra, ya que los distribuidores suelen dejar un margen incluso por encima de ocho semanas para “proteger” nuestras películas. Pero Teniente Amado no solo deberá enfrentar la nueva comedia de Cabral, sino que si el calendario no sufre variaciones, verá cómo el 15 de agosto, dos semanas después, entra en competencia la cinta protagonizada por Frank Perozo y Nashla Bogaert.

Con su inversión garantizada, gracias a las facilidades de la Ley de Cine, cuyo presupuesto estuvo cubierto en buena medida por las empresas patrocinadoras, Teniente Amado deberá conformarse con esta brecha (casi forzada) que ha logrado entre los estrenos dominicanos. La película de Limardo entra en el género que antes tuvo su representación en cintas como Lío de falda (de Miguel Vásquez), una comedia fallida que generó poco entusiasmo entre el público, y menos dinero que el esperado.

Jimmy Sierra “retrató” al dictador Ulises Heureaux en Lilís y, debido al poco interés que muestran los empresarios para invertir en películas de esta naturaleza, todavía Agliberto Meléndez no ha podido concluir el biopic sobre José Francisco Peña Gómez, que está en fase de posproducción desde hace varios meses. Toda regla tiene su excepción, y con el estreno de Teniente Amado por delante, sus realizadores esperan sintonizar con el público.

El año va por el séptimo mes y cuenta con un cronograma de estrenos reservados, principalmente, para las comedias. El 12 de septiembre regresa con todo el impulso el director Alfonso Rodríguez, con Mi angelito favorito, y el 31 de octubre, finalmente llegará la segunda parte de Sanky Panky, de Pinky Pintor. El 28 de noviembre está fijado para Quiero ser fiel, mientras que el 12 de diciembre será de Leticia Tonos y su drama Cristo Rey.

Artículo escrito por Máximo Jiménez/Tomado de El Caribe

Periodista, crítico de cine. Ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (2011-2013), autor del libro «La gran Aventura de la bachata urbana» (2018).

Comentarios