Espectaculos

Así es el «porón pompon» de Amara La Negra




Su cuerpo está más hot que el verano. Su mirada es tan penetrante como el escalofrío que produce un buen sorbo de ese irresistible frío-frío criollo que se puede conseguir en cualquier esquina de San Carlos. Sus posturas –sobre todo en público– compiten con los sugerentes movimientos de la Sharon Stone en Bajos instintos. Su pelo, presumiblemente postizo, deja malparada a cualquier dreamgirl de los 60.

Pocos recuerdan sus inicios en la televisión cuando era una niña ingenua y, por su agraciada frescura, cayó en gracia a Don Francisco. No hubo un sábado, en ese entonces, que por estos lares tropicales no se reverenciaran sus ocurrencias en esa pantalla chica que le engrandecía. En “Sábado Gigante” se la gozaron, y con esa picardía de niña curiosa e ingeniosa, salió al frente de guerra, donde se libran intensas batallas para poder abrirse camino entre tanta competencia.

Hace poco, en una entrevista dijo que se consideraba una chica tímida. Su autodefinición causó risa, palabras que encontraron eco en un momento en que la farándula está friísima. Puede que su timidez se manifieste fuera y no en los escenarios. Hay que ser más crédulo aunque nos cueste tanto olvidar cuan ficticio es su mundo, ese al que pertenecen las que apelan al botox, al bisturí insensible que corta a la mismísima madre naturaleza y al pelo adherido que puede herir la piel.

YouTube, esa pantalla universal que amplifica la música a una escala insospechada, gratificaba ayer con poco más de un millón trescientos mil visualizaciones de su primer gran éxito: “Ayy”, la canción con la que ensalzó su pelo, tridimensionó sus caderas y cotizó su color. Dice ella que “con su cuerpo de guitarra yo los voy a hipnotizar”, porque curvas sí que se manifiestan, aunque quizás su silueta esté (sensualmente) por debajo de sus candentes movimientos, que pueden dejar inamovible a cualquier mortal.

Pero “Ayy” ya es un poco de su pasado, y ahora es el “Porón pompom” que bota humo como si fuera una olla express. Vapor que anuncia que por abajo se quema al calor natural, temperatura al filo del Caribe inagotable que en las redes gota a gota se gana a pulso el like que ya compite con Nike. Con la experiencia que significó su paso por el certamen “Diva latina”, de Univisión, ayer cayó una nota en esta redacción que anunciaba su preselección (¡toda una distinción!) para participar en los “Cuerpos Hot del Verano”.

Si bien es cierto que esta iniciativa de Luz García dignifica el mítico Photoshop, aspiremos (y respiremos profundo) para que Amara La Negra pase a la selección y que su música, con todo y el tan de moda “Porón pompom”, pase a un segundo plano, porque la negra tiene tumbao.

Artículo escrito por Maximo Jimenez

Periodista, crítico de cine. Ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), coordinador de la tertulia "Música entre libros" de la Biblioteca Juan Bosch (Funglode).

Esta noticia tiene un comentario

Comentarios