30/09/2022
Espectaculos

Una dinastía que puede dar para mucho




  Tras su presentación en  Premios Soberano 2013, la familia Rosario, quedó más unida que nunca. Rafa y Toño, los dos bastiones de esta familia iniciada por el fruto del amor de doña Aura y don Ramón, renovaron ese amor que sienten uno por el otro, ese amor, que sólo la misma sangre puede dar.  René Brea, sin saberlo, tal vez, los trajo a escena e incubó la idea de ese encuentro que el público siempre quizo ver, tras la separación de Toño para conformar su propia orquesta. Meses después, llegó lo que el público esperaba un espectáculo con la dinastía Rosario. Cesarito Suárez Jr. logró orquestar esta presentación que se tradujo en dos. El show de puro merengue, llenó la sala del Teatro La Fiesta del Hotel Jaragua por dos noches. La gente se bailó cada uno de los temas interpretados por Toño y Rafa junto a sus hermanos.  Una orquesta a la altura de la calidad que manifiestan en escena estos dos artistas los acompañó dirigida por el joven y talentoso músico Antonio González. Más de una hora y media de show, y algunos lo encontraron corto, porque el tiempo pasó muy rápido, dejando un buen sabor en el público.
Tras varias semanas la producción hace el anuncio que muchos esperaban, sobre todo aquellos que no pudieron ver el show. «Luego de haber llenado en dos ocasiones consecutivas el teatro La Fiesta del hotel Jaragua, el show «Dinastía Rosario» regresa a escena por su gran éxito el próximo 5 de abril, en el mismo escenario», dice el encabezado de la nota de prensa enviado a los medios.
Y el joven empresario Césarito Suárez Jr., productor general del evento, asegura que esta reposición ha sido pedida con insistencia desde el pasado mes, a raíz de que fue mucha la gente que se quedó con las ganas de ver a Rafa, Luis, Toño y Tony juntos por primera vez en 20 años.
Ya las boletas ya están a la venta en la boletería del hotel Jaragua, Ticket Express y el Club de Lectores de Listín Diario. El derecho a entrada por persona es de 3,500 pesos (VIP), 2,500 (platea) y 1,500 (balcón).
Este encuentro artístico de una familia que es toda una dinastía musical para los dominicanos bien pudiera ser llevado no sólo a esta gran sala de show, sino, por todo el país y aunque resulta una producción costosa, bien pudiera el Ministerio de Cultura, involucrarse de manera que siga proyectando nuestra música y nuestros valores artísticos por el país completo y seguir promoviendo el amor por el merengue, cuando muchos aseguran que su primacía sigue en peligro, inclusive en el país, en premios nacionales y hasta internacionales.

Comentarios