Política

Roberto Salcedo exhorta a peledeístas concentrarse en el trabajo y apoyar al Gobierno

«El 2018 se vislumbra como un gran año para el Gobierno y para el país. Estamos a las puertas de un futuro a corto plazo de grandes realizaciones y en vista de que este es nuestro gobierno, todos los militantes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) debemos apoyarlo».

Así reflexiona el político Roberto Salcedo en un momento en que sectores del PLD se desgastan y distraen su tiempo en discusiones estériles que no contribuyen en lo absoluto en mantener unida la organización.

«A veces tengo la impresión que milito en un partido que ha decido su propia destrucción», dijo categóricamente Salcedo. «Este es tiempo para trabajar, apoyar las acciones y los programas de nuestro gobierno, echar a un lado las diatribas, que han brotado en algunos sectores del partido con la intención expresa de que se siga erosionando la convivencia interna que siempre nos ha caracterizado».

Te puede interesar: Un compromiso histórico de lograr la concertación

Históricamente, el PLD ha podido dirimir sus conflictos a lo interno de la organización, sin que las opiniones y diferencias de criterios sean debates públicos tan intensos como está sucediendo desde hace un tiempo a la actualidad. «Hemos sido un partido de organismos y nos formaron para dirimir cualquier diferencia en nuestras instancias internas, y no observar un comportamiento desordenado en los medios de comunicación».

Salcedo percibe que «algunos compañeros han preferido tomar el camino de la confrontación en vez de la proposición. No vamos por buen camino. Nuestros dirigentes han sabido llevar al partido por el sendero del éxito, y ese patrón ha sido la unidad que nos ha caracterizado».

El miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana está convencido que “el país jamás nos perdonará que siendo nosotros depositarios de esa confianza colectiva hoy estemos abusando de ella. Compañeros es tiempo de trabajar y seguir mostrando resultados. Lo demás es desconocer nuestra razón de existir como organización política».

Comentarios