31/01/2023
Espectaculos

Premio Soberano 2018




La carrera inició por el principio, cuando la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) juramentaba a Emelyn Baldera como presidenta, acompañada por un Comité Ejecutivo comprometido con transparentar aún más los procesos institucionales, no solo aquellos vinculados a Premio Soberano sino con todo el orden operativo del gremio.

Los retos se revelaron desde mucho antes de la selección de Alberto Zayas como productor para los premios. Era la apuesta, a las que pocos apostaron, por cierto. La fórmula se hizo carne en el 2011 y todo fue a pedir de boca hasta que el ego dejó de ser verbo para ser sustantivo.

El premio volvió a reunirnos, bajo una sombrilla que protegía los mejores intereses de Cervecería Nacional Dominicana (CND), empresa que junto a Acroarte organiza la premiación más importante de República Dominicana. El 18 de diciembre iniciaron las vacaciones de las navidades 2017 y nos fuimos para volver con la mente fresca: el Comité Gestor estaba integrado por tres jóvenes promesas con hambre de comerse hasta el cable de acero por el que se deslizó Roberto Ángel Salcedo la noche de los trasnoches.

Dos mujeres que se estrenaban en el proyecto, Emelyn por Acroarte, Patricia Florentino por CND y Alberto Zayas –que también tiene a su lado a una mujer de sangre fría y talentosa– iniciaban un recorrido por un camino pedregoso.

Bajo el ojo crítico y la experiencia que solo se gana en el terreno de las batallas, Baldera, Florentino y Zayas caminaban bajo el resguardo de quienes jugaron sus mejores cartas para armar un rompe cabeza que el rompe el coco a cualquiera.

Y es que esta edición 34 de Premio Soberano era la entrega de las apuestas. Hay quienes dicen que los que se fueron apuestan al fracaso de los que llegaron. Reflexiones. Decisiones. Más trasnoches.

Escuché ideas propias del imaginario campesino. En todo el trayecto. Desde diciembre hasta marzo. Una locura. ¿Sí o no? Llegaron los días de validaciones y las llamadas extenuantes que quitaban el sueño. Quizás, meses después, de ahí vino uno de los títulos periodísticos para describir la puesta en escena: «Musicales de ENSUEÑO». Vaya el crédito para Inmaculada Cruz Hierro del Listín Diario.

A diario nos levantábamos a la expectativa, con sobresaltos que arruinaban el apetito. En enero la ceremonia empezó a tomar forma. Roberto Ángel Salcedo y Nashla Bogaert –que se estrenaba en este rol– fueron presentados como presentadores. Presenciamos un gran evento, y se bailó hasta el filo con «El lápiz» de Los Rosario.

El equipo se afianzaba –el verdadero equipo–. Volvieron las apuestas. Que si Nashla que si Roberto. En fin. Entramos al teatro y Guillermo Cordero nadaba en sus aguas. «Maiximo», no Guillermo, ahora no.

¡Cuánto talento! ¡Qué profesional es este hombre! La mancuerna con Alberto Zayas no podía fallar. Fallaron los que pronosticaron, otra vez.

El cantante Sergio Vargas recibe el premio Gran Soberano hoy, martes 20 de marzo 2018, durante la entrega de los Premios Soberano, evento que organiza la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) y que reconoce a los artistas dominicanos más destacados del último año, en Santo Domingo (República Dominicana). EFE/Orlando Barría

Todos a una. César Suárez Jr. asumió como lo había hecho antes. Cerró filas con sus proyectos artísticos del primer semestre, para dedicarse en cuerpo y alma a Premio Soberano 2018. Él fue parte de quienes entendíamos que además de venir a recibir un premio internacional las celebridades extranjeras invitadas a la ceremonia teníamos que aprovecharlas para que actuaran. Ya eso es historia. Histórico volvió a ser la puesta en escena con Daddy Yankee –en un gran momento–, Ozuna, Natti Natasha, Yuri –qué parto– y Víctor Manuelle.

Validación. Palabra de Dios. Franklyn León, presidente de CND y Felipe Ambra, un brasileño que es un dulcito e’ coco, dieron el visto bueno. Ahí nos fuimos. Lo urbano volvió a triunfar, Don Miguelo, Mozart La Para, Chimbala, Liro Shaq, Ozuna, Daddy Yankee, Natti Natasha, junto al homenaje a Sergio Vargas, el Inmemorian con La Mala –Dios, qué musical–, La Pimienta es la que pica, con Maridalia Hernández, Fefita La Grande y Milly Quezada.

Reconocimientos para la polifacética Cecilia García, que con ella se estrenó el Premio Soberano a las Artes Escénicas; Francisco Ulloa, primer exponente de la música típica en recibir un Premio Soberano al Mérito y Domingo Bautista se llevó a casa el Soberano Especial. Acroarte hizo lo suyo: nominaciones justas y premios equilibrados y merecidos casi en su totalidad. No hubo espacio para fallar.

Muchos momentos especiales. Sin duda. Sergio Vargas el Gran Soberano 2018, David Ortiz la sacó por los 411 y todos nos pusimos de pie para aplaudir su carisma, su grandeza. Contamos seis ovaciones de pie durante toda la noche. Tres horas justas, de un espectáculo espectacular. De ahí salimos a The Real After Party Viva que se sumaron al Big Papi y dieron el segundo jonrón de la velada. ¡Qué fiesta! Felicidades, Marcos Herrera.

Así cerramos esta inolvidable entrega de los premios. Con Alberto Zayas como productor general del evento se demostró que hay vida más allá de la curva y que República Dominicana cuenta con una cantera de talentos con deseos de hacer bien las cosas sin tener que hacerle el mal a nadie. Validemos pues, que Alberto, Patricia y Emelyn hoy reciben el reconocimiento del gran soberano: el pueblo dominicano. Hasta el 2019 y que comiencen las apuestas.

Artículo escrito por Máximo Jiménez

Periodista, crítico de cine. Ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (2011-2013), autor del libro «La gran Aventura de la bachata urbana» (2018).

Comentarios