21/05/2024
Opinión

Nos cuesta entender que no hay agua

Escuchando el Sermón de las 7 palabras del pasado Viernes Santo, me detuve a pensar en las palabras del padre Cesáreo Núñez quien denunció el escaso trabajo del Ministerio de Medio Ambiente, con relación al cuidado y protección de nuestros recursos naturales. También incluyó, la falta de conciencia de la población en cuanto a cómo apoyamos las acciones del Gobierno en favor de todos. Y ante este grito es importante agregar que vivimos días difíciles con relación al suministro del agua, no sólo en el país, es propio del mundo, nuestros ríos y fuentes acuíferas están cada vez más secos y nadie entiende la dimensión de los que nos espera de no reaccionar a tiempo.

Recientemente vivimos incendios forestales como nunca antes, lo que llevó una vez más a cuestionar el trabajo del Ministerio de Medio Ambiente, institución que ha pasado por un proceso difícil en este último año. El nombramiento de un economista que se atrevió a decir que él no sabía de Medio Ambiente no ha ayudado, no obstante, la capacidad del actual Ministro está más que probada, aunque habría que estar claro que su expertis, no es en la función que actualmente desempeña, y él ha sido honesto al reconocerlo.

Por encima de todas las situaciones que pudieran no contribuir con soluciones en este momento para enfrentar el tema, es valioso que también nosotros como ciudadanos contribuyamos en lugar de hacer las cosas más difíciles. A algunos les pareció ilógico que la Policía Nacional interviniera sectores del país en pro de que la gente no colocara piscinas en las aceras, y todo porque tenemos una escasez real de agua, una real crisis.

Muchas discusiones se desprendieron de la medida, que si algo critico es que debió comunicarse con antelación, para que la gente no hiciera gastos que luego sería más difícil de enfrentar, -Una señora dijo que pagó 2 mil pesos por un camión de agua para su piscina.

El tema debe ser prioridad del Gobierno y de conversación no sólo por las instituciones competentes, sería valioso integrar a las familias, escuelas, juntas de vecinos, iglesias, para que entre todos busquemos soluciones y crear consciencia del momento tan difícil que enfrentamos.

Es importante tener claro que los problemas que afectan a la ciudadanía no se resuelven solos y sin involucrar a la gente, para que ellos mismos entiendan la magnitud del desafío.

Comentarios