27/05/2022
Nacionales

Crisis de agua impone políticas estatales eficientes que garanticen servicio




Ciudad Alternativa y el Comité Para la Defensa de los Derechos Barriales (Copadeba) plantearon este jueves la necesidad de diseñar e implementar políticas estatales que solucionen el problema del agua y criticaron las medidas adoptadas por el Gobierno, catalogándolas de cortoplacistas.

Ambas instituciones coinciden en que el problema es cíclico, pues todos los años se habla de una crisis hídrica en República Dominicana. Sin embargo, el Estado no ha previsto un plan de acción que garantice la producción y la distribución de agua en tiempos de sequía. Es una irresponsabilidad del gobierno y una medida anacrónica hacer de la esperanza en la lluvia, la solución de una situación que es cíclica y por tanto predecible.

Ciudad Alternativa muestra su preocupación ante la tendencia oficial de culpabilizar a los y las ciudadanas de la situación de crisis y recuerda que en el país solo un 46.3% de los hogares dispone de agua en su vivienda. La campaña de ahorro promovida desde el gobierno asume que la solución está en manos de ciudadanos-as, responsabilizando en gran parte a las mujeres y amas de casa. “Si bien es cierto que nos corresponde una cuota como ciudadanos en la gestión y uso del agua, el centro de la misma corresponde al gobierno a través de políticas públicas”, plantearon.

Aunque una parte de agua se desperdicia, la mayoría se pierde por las malas condiciones de las tuberías y no por el derroche desmedido de la población como han informado los organismos competentes.

“La página de la CAASD muestra una rendición semanal de los embalses, pero no se observa una disminución en la entrada del agua en comparación con años anteriores. Por el contrario, el mes de julio del 2015 fue más productivo que el del 2014, según los datos que ellos mismos ofrecen”, expresó Román Batista, director ejecutivo de Ciudad Alternativa.

Antonio Páez, coordinador de Copadeba, planteó que en barrios como Simón Bolívar y 24 de Abril, menos del 40% de los hogares disponen de suministro de agua dentro de la casa, sabiendo que en la mayoría de los casos no es potable y que además no llega todos los días.

“Entendemos que la mayoría de los núcleos urbanos no dispone de alcantarillados sanitarios ni de plantas de tratamiento para las aguas residuales, lo que ha provocado una proliferación de pozos filtrantes que descargan los desechos sanitarios en las mismas aguas subterráneas que aprovechamos para abastecimiento humano, lo que afecta la salud de los dominicanos”, criticó Páez.

Comentarios