13/08/2022
Opinión

Mujeres que han roto barreras

Como mujer una siempre apuesta a seguir perfiles de quienes han podido trascender en el tiempo apegadas al trabajo, con una visión clara de qué quieren lograr y qué pueden aportar.

Hay dos mujeres que cuentan con muchas virtudes, una de ella es doña Melba Segura de Grullón y la otra Mukien Sang Ben, quienes desde sus respectivas áreas han procurado a lo largo de sus carreras aportar a una sociedad que nos exige un rol activo, aunque no siempre existen las oportunidades para ello.

Escuchar a doña Melba hablar de su trabajo al frente de la Fundación Sur Futuro, es verla emocionada por poder contribuir con el desarrollo social de toda una región.

“En vez de señalar con el dedo a los campesinos por sembrar habichuela en la montaña, les enseñamos a sembrar cultivos permanentes. Mi gran orgullo es que la gente del sur pudiera recuperar la confianza en sí misma”, ha dicho la filántropa nacida en la provincia de Azua, que la pasada semana recibió de manos de Acroarte un reconocimiento resaltando su trabajo a favor de toda esta región, donde lleva más de 20 años de trabajo continuo.

Por el otro lado, tenemos a Mukien Sang Ben, con una historia por igual, cargada de mucho trabajo, pasión, entrega que no se ha detenido con el paso del tiempo.

Ella, como historiadora ha contribuido con el desarrollo de la narrativa histórica de nuestro país, fue la primera mujer en ser presidenta de la Academia Dominicana de la Historia con una valiosa obra en el campo de la literatura a través de sus libros de historia.

“Soy mujer, maestra y escritora. Para mí ser mujer es un orgullo. Creo que nosotras las mujeres tenemos que romper muchas barreras para poder alcanzar los sueños. He sido maestra toda la vida. He dicho que decidí ser maestra antes de abrir los ojos al mundo y tengo más de 40 años en las aulas”, se atrevió a confesar la historiadora, reconocida por igual en la pasada gala de Premio Acroarte al Mérito 2022.

Nos deja claro Mukien que ella “no podría vivir sin escribir, escribir lo que siento, lo que pienso”, en referencia a sus libros y la columna “Encuentros”.

En ellas dos, están representadas muchas de nuestras mujeres que pese a posibles limitaciones, se han resistido a quedarse de brazos cruzados viendo los retos pasar.

Comentarios