27/09/2021
Gobierno

Margarita: «Proteger a la mujer es responsabilidad del Estado»




La vicepresidenta de la República afirmó este miércoles que enfrentar la violencia contra la mujer constituye el gran reto que tiene la sociedad dominicana, y para combatir el flagelo se requiere de respuestas integrales, contundentes y efectivas desde la familia en materia de salud pública, y desde el Estado mediante el fortalecimiento de la justicia, la educación  y  la protección social.

En su conferencia «Protección contra la violencia de género como valor y derecho», ofrecida en el Auditorio Cardenal Beras Rojas de la Universidad Católica Santo Domingo, Margarita Cedeño de Fernández dijo que se requiere la participación de todos los actores de la sociedad para que las intervenciones en materia de prevención que se hacen desde el Estado sean eficaces y eficientes.

Cedeño de Fernández entiende que la labor de la prensa escrita, radial y televisiva juega un papel importante en la prevención del flagelo, y llamó a los líderes de opinión y directores de medios a presentar modelos positivos a la sociedad, para frenar los comportamientos violentos que contribuyen a replicar  los hechos de violencia.

“Los actores públicos y privados involucrados en este tema debemos estar conscientes de que  nuestras intervenciones deben ser eficaces y eficientes en corregir el mal de la violencia desde todas sus vertientes y manifestaciones”, indicó.

Cedeño de Fernández manifestó que la erradicación total de la violencia contra la mujer exige el funcionamiento de un sistema de protección con enfoque de derechos orientados a prevenir la violencia antes de que ocurra; al tiempo que indicó que la familia es el ambiente idóneo para prevenir la violencia, pues en su seno se alimenta o se corta este mal.

Enfatizó en la necesidad de fortalecer la justicia y mejorar la respuesta judicial y policial para que se apliquen de forma efectiva las medidas de protección para mujeres en riesgo de muerte, así como el sometimiento y condena de los perpetradores de feminicidios y hechos de violencia, a los fines de que evitar que estos delitos queden impunes.

“Si las intervenciones son débiles y desenfocadas, muchas veces, en vez de evitar violencia, se puede generar más violencia. Por ejemplo, la denegación de justicia, la indefensión y la desatención en los casos de denuncia de violencia contra la mujer está demostrado que generan muertes que se pudieron haber evitado”, sostuvo.

Comentarios