22/04/2024
Nacionales

El pelotero que pudo ser Abel Martínez




Cuentan que siempre ha sido un fanático de Luis Polonia. Cibaeño al fin, aguilucho (presumiblemente) por naturaleza, el presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez, no solo se toma en serio sus asuntos legislativos, sino también el softbol, su pasatiempo favorito.

Se sabe que en los últimos tiempos, cuenta con una fanática que no se pierde un partido, que siempre está en primera línea, y hace de sus sábados extraordinarios una jornada placentera y divertida. Cada vez que sale al bate (imaginemos que es el cuarto en la temible alineación), Martínez mira hacia las gradas, busca con ojos de águila, que su fans #1 esté ahí, aplaudiendo y esperando el gran batazo del día.

El ponche no está en sus planes, aunque a veces abanicar es cosa de peloteros. Sammy Sosa, Alex Rodríguez, Albert Pujols, saben de qué habla el flamante legislador santiaguero.

Abel Martínez corre las bases como un big leaguer y solo hay que estar ahí para verlo amagar cuando intenta irse a robo: aunque cuando está en esas labores, no puede contemplar a su bien amada esposa, que siempre espera con ansias verle anotar el home para aplaudir como la que más.

En Santiago se juega la pelota caliente, y para poder tener un partido de grandes ligas, en la liga añeja (no puede ser de otro tipo) en la que participa Abel Martínez, un buen jonrón nunca está de más, mas cuando se tiene una fanaticada tan inclemente como la de los aguiluchos, con el perdón de los liceístas.

Comentarios