04/08/2021
Opinión

El liderazgo que se crece en la crisis

Los líderes auténticos se crecen en la crisis sin que necesiten varita mágica para aplicar soluciones de un tirón. Basta la franqueza, la capacidad de articular un mensaje fundado en la transparencia, un acompañamiento tranquilizante y decisiones prácticas que mitiguen daños y jueguen un rol preventivo.

La canciller alemana Ángela Merkel puede ser, en ese contexto, un buen paradigma. La alta popularidad sostenida durante un gobierno extenso -que comúnmente suele traer consigo el inevitable desgaste- es un caso de estudio para las academias de ciencias políticas.

Dar un paso al costado cuando un conglomerado afectado por determinada contingencia necesita la voz, el rostro y las señales de sus líderes marcando la ruta es, cuando menos, una cobardía y un desenfoque. 

El liderazgo responsable no rehuye a la crisis; la gestiona sin escatimar que constituya una batalla perdida desde el punto de vista político o personal. Si se coloca al lado de la gente y sus intereses, siempre ganará aunque todos terminemos vencidos.

El caudillismo tropical es muy dado al complejo del avestruz, no solo por meter la cabeza en tierra cuando viene el vendaval, sino por escudarse en terceros para que se “quemen” y le permitan preservar el capital político, a veces por encima de lo humano.

Particularmente no espero algo así de Luis Abinader en el escenario crítico que supone la escalada internacional de precios, específicamente de insumos y materia prima que impactan los alimentos, la vivienda. Si asume una postura omisa, me declararé decepcionado.

Una externalidad como esa y sus efectos no constituyen culpa para el gobierno ni debería ser aprovechada en ejercicios de oposición política de poca monta para crear confusión e incertidumbre, exigiendo soluciones que, bien saben, no están al alcance.

Pero este factor tampoco ha de ser una excusa para no gerenciar la crisis mirando para otro lado mientras entra el mar. El reto convoca a la sensatez del liderazgo político, a la sociedad, al empresariado y  a una oposición con honor  para ayudar a la ciudadanía cruzar este Rubicón con decisiones conjuntas.

Artículo escrito por Víctor Bautista

Máster en Dirección de Comunicación OBS/Universidad de Barcelona. Proyect manager del plan de comunicación de crisis de la Asociación de Bancos de la RD a raíz de la caída de tres bancos en 2003. Director de comunicación de la ABA. Editor económico, jefe de redacción, director de medios impresos, de TV e internet. Diplomado en economía por Empírica y Universidad Católica Santo Domingo. Productor del segmento Contante & Sonante (economía y finanzas) en el programa Cuentas Claras.

Comentarios