30/11/2022
Opinión

Abramos la campaña

Por segunda ocasión la Junta Central Electoral (JCE) advirtió a los partidos políticos de que hagan un pare del proselitismo electoral, ya en septiembre del 2021 había hecho su primera advertencia.

Luego de la consulta del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), -el pasado 16 de octubre-, que coronó al alcalde de Santiago, Abel Martínez como el candidato oficial del partido morado, para la contienda electoral del 2024, el organismo encargado de organizar las elecciones presidenciales, congresuales y municipales, volvió a hablar a través de un comunicado publicado en sus redes sociales y aprobado por todo el pleno.

La Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) le respondió a la JCE, diciéndole que “no pueden parar la campaña”, y esta afirmación encuentra su razón de ser, en que según ellos, el organismo electoral “no tiene forma de parar el desbordamiento de la campaña en que están inmersos los partidos políticos, porque las leyes electorales no le dan herramientas que le permitan imponer el orden”. 

Ante el panorama actual, y la realidad que establece la propia Finjus, se hace necesario saber ¿qué pasó con las modificaciones de las leyes electorales sometidas al escrutinio del Consejo Económico y de los representantes de los partidos? Dichas modificaciones incluso ya consensuadas, no han podido ser aprobadas y puestas en marcha, pese a todos los esfuerzos que se han hecho al respecto desde la JCE por impulsar estas actualizaciones antes del 2024.

De seguir así y no tener las normativas adecuadas a las necesidades electorales actuales, sería propicio que la JCE, disponga de una apertura de la campaña oficialmente, de manera que ningún partido se sienta que se le están violando sus derechos y trabaje y accione en torno al proselitismo como mejor le convenga.

Está demostrado que la política es un tema del que el dominicano no se puede abstraer y si, lamentablemente, las leyes no pueden ser aplicadas para todos, es preferible que la JCE levante la bandera y abra la contienda, total, no hay un solo día en que no se hable de política en este país.

La campaña del 2024 empezó en el mismo momento en que perdió Gonzalo Castillo y ganó Luis Abinader, desde entonces venimos viéndolo todo, actos políticos disfrazados de otra cosa, actos reeleccionistas abiertamente, actividades de estructuración de partidos nuevos, y muchos otras actividades, todos con más matices de mítines políticos que otra cosa.

Comentarios