02/03/2024
Opinión

¡Basta ya!

El presidente Luis Abinader ha dejado claro desde el momento que asumió el poder, que sus funcionarios debían cumplir un sin número de requisitos para permanecer en el tren gubernamental, o de lo contrario les pide su renuncia.

“Mi Gobierno no permitirá ni protegerá ningún atentado contra los principios de eficacia, objetividad, transparencia e igualdad que rigen las acciones de la administración pública”, advirtió el jefe de Estado en abril del 2021 mientras firmaban el código de ética.

Ha sido claro en múltiples momentos de que al Gobierno llegaron a trabajar. Ya han pasado casi tres años de la juramentación de del Partido Revolucionario Moderno (PRM) en el poder, y aún hay funcionarios que utilizan como excusa, a la hora de que se le exige rendimiento, la trillada frase “lo que encontramos, una crisis heredada”, el caso más reciente lo protagoniza el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Mario Lama.

El funcionario ha sido criticado ampliamente por el pueblo, que hoy usa múltiples formas de comunicar su disgusto, las redes sociales, por ejemplo, son una de las herramientas que utilizan, convirtiendo en tendencia su parecer.

Ante la muerte de más de 30 niños en la Maternidad de Los Mina y la respuesta de Lama, ha vuelto al escenario la discusión en torno a la capacidad de respuesta del Gobierno que encabeza el presidente Luis Abinader y que llegó bajo la premisa de cambiar lo malo que había en todos los sentidos, al parecer aún algunos de los funcionarios no lo saben.

Es un tema delicado el que enfrenta Mario Lama, una crisis que debe ser resuelta con eficacia y sin excusas.

Chanel Rosa, ex director del SNS, conocedor del sector que representa se llenó de indignación y respondió con un tono inusual a su sustituto. Ahora no es cosa de buscar culpables, es tiempo de actuar, y demostrar por qué el mandatario confió en un funcionario como Mario Lama para asumir esta posición.
Hay temas que aún este Gobierno no ha podido resolver en el sector salud, como el Programa de Medicamentos de Alto Costo del Ministerio de Salud Pública, que dirigía la doctora Gisselle Vásquez Mora, una mujer fuera de serie, que se fue a destiempo. Se necesita mayor eficacia.

Hay espinas que entorpecen al mandatario y que en lugar de permitirle avanzar en su intención de reelegirse, lo arrastran a comentarios negativos. ¡Basta ya de excusas, hay que trabajar!

Comentarios