Sociedad

Arkansas aprueba la ley de aborto más restrictiva de Estados Unidos

Arkansas ya tenía una de las leyes de aborto más restrictivas del país pero desde ayer esa categoría ha ganado posiciones hasta convertirse en la más represiva de todo Estados Unidos. Rechazando el veto a la ley del Gobernador demócrata Mike Beebe, el Congreso estatal aprobó el miércoles pasado una norma que prohíbe sin excepción el aborto después de la semana 12 de gestación, cuando en general se puede detectar el latido del corazón del feto con una ecografía abdominal.

La ley choca de plano con la doctrina establecida por el Tribunal Supremo, que en 1973 garantizó el derecho de las mujeres a tener un aborto hasta el momento en que el feto sea viable fuera del útero, lo que normalmente sucede sobre la semana 24 de embarazo. Los límites de tiempo, sin embargo, son distintos dependiendo del Estado, y varían entre los que no establecen ningún límite de semanas hasta los que lo sitúan sobre el final del segundo trimestre, sobre la semana 27 o 28 de gestación.

En las cuatro décadas desde que se aprobó Roe versus Wade, la sentencia que abrió la puerta al aborto legal en EEUU, los Estados han promulgado cientos de provisiones restringiendo el acceso al aborto –la mayoría de las cuales han sido dictadas entre 2011 y 2012, tras la llegada al poder del ultraconservador Tea Party-. En la mayoría de los casos, se tratan de limitaciones que hacen más difícil el acceso de las mujeres al aborto al establecer tiempos de espera antes de someterse a una interrupción voluntaria del embarazo –por ejemplo, las mujeres en Utah deben esperar 72 horas para someterse a la intervención-. En otros casos es una cuestión tan simple como que no existe una clínica cerca del lugar de residencia de la mujer que pretende parar un embarazo no deseado.

El Gobernador de Arkansas –que convive con un congreso republicano de reciente elección- calificó la ley como “descaradamente inconstitucional” y los grupos a favor del derecho al aborto ya han prometido una demanda que bloquee su entrada en vigor, lo que debería de ocurrir 90 días después de que el Congreso cierre sus sesiones legislativas el próximo mes.

Artículo escrito por admin

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vestibulum facilisis auctor vulputate. Ut luctus mi sed elit posuere laoreet. Nam posuere erat nec velit luctus mattis. Nam velit libero, consequat non venenatis vitae, tempus sit amet mauris.

Comentarios