23/10/2021
Gobierno

Mujeres de Arroyo Cano apuestan a granja de pollo




En Arroyo Cano, San Juan de la Maguana, las mujeres vieron que los hombres se estaban organizando, accediendo al crédito y produciendo dinero; y eso  hicieron. Las más dispuestas salieron a las calles a conquistar a otras muchas mujeres.

Pronto fueron 123 y ya son 150 organizadas en la Asociación de Mujeres para el Progreso de Arroyo Cano. «Las mujeres merecemos crecer», dice Dominga Ramírez.

En la decisión de asociarse tiene mucho que ver el presidente Danilo Medina. En cada visita sorpresa invita y reclama elevar la membresía de las asociaciones como condición para recibir la solidaridad del Gobierno. Pero además, el presidente repite incansablemente que no gobierna para hacer rico a nadie en particular, sino que procura la prosperidad de grupos de personas organizadas en cooperativas y asociaciones.

Pollos granja Dic 2013Lo grandioso es que estas mujeres, en una demostración de inteligencia, lo hayan entendido y, gracias a su tesón, acometido con éxito la tarea de asociarse y montado una granja de pollos.

«Somos novatas criando pollos», dice Dominga y parece no importarle mucho. La verdad es que no le importa nada, tal es la confianza y seguridad que tienen en si mismas.

Esmeralda Recio y Dominga cuentan que hicieron una carta al FEDA (Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario), que Danilo Medina las visitó, creyó en ellas, dijo que eran mujeres emprendedoras, les trajo los pollos, el financiamiento por 2.3 millones de pesos, el alimento, los bebederos y comederos  y –Dominga hace un chasquido con sus dedos- «así pudimos, porque los pollos están en buen estado y buen peso».

Anny Sánchez también es socia. Ve más allá y adelanta planes: «Con el dinero que quede de esta venta, nosotros queremos iniciar otros proyectos como el de gallinas ponedoras y conejos».

Orgullosas de sus pollos, agradecidas de la solidaridad presidencial, sentencian que «todo aquel que quiera va a adquirir pollos a más bajo precio que como se vende aquí (en Arroyo Cano) o en el mercado. Nosotras garantizamos una buena calidad del pollo y ellos nos garantizan que los compran».

Comentarios