13/04/2024
Nacionales

Juan Bolívar Díaz: «Soy un caso perdido»




El presidente Danilo Medina entregó el Premio Nacional de Periodismo 2014 a Juan Bolívar Díaz Santana, quien fue seleccionado por un jurado del Ministerio de Educación y el Colegio Dominicano de Periodista (CDP).

En una ceremonia realizada en el Palacio Nacional, el gobernante otorgó la distinción y un premio en metálico al veterano periodista.  El acto reunió a funcionarios del Gobierno, familiares del homenajeado, representantes del CDP y  comunicadores, entre otras personalidades.

La distinción Díaz Santana fue otorgada en reconocimiento a sus aportes profesionales, participación gremial y su contribución como educador de nuevas generaciones de comunicadores sociales.

A la ceremonia asistieron la madre y la esposa del galardonado, Juana Santana y Ada Wiscovitch, respectivamente; sus hijos Juan Gabriel, Hilda, Julio, José Yuole y Jennifer; sus nietos Jorge, Maía Pía, Julio Antonio, Carlos José y Ada Valentina. Otros hermanos de Bolívar Díaz son Miriam, Arismendy, Franklin, Roberto, Lidia, Manuel y José Antonio.

Convicciones éticas. El ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, expresó que el galardón fue otorgado en base a la evaluación de la obra de toda una vida de ejercicio profesional y resaltó que Juan Bolívar sobresale por una vida profesional dedicada a la defensa y fortalecimiento de la democracia.

El funcionario dijo que desde su tribuna, sea oral o escrita, Juan Bolívar Díaz ha abordado los temas más candentes del debate político, social e institucional de la vida dominicana y añadió: “Podemos estar o no de acuerdo con él, pero debemos de reconocer que sus posiciones han sido solo el resultado de sus profundas convicciones éticas y democráticas”.
 
En su discurso, el ministro Carlos Amarante Baret dijo que el galardonado ha sido fundador  y director de varios medios de comunicación, gremialista, maestro de generaciones de comunicadores e ideólogo de diferentes cátedras de Comunicación Social.

Juan Bolívar Díaz recibe el premio del presidente de la República, Danilo Medina. | Ángel Álvarez Rodríguez/Presidencia.

Juan Bolívar Díaz recibe el premio del presidente de la República, Danilo Medina. | Ángel Álvarez Rodríguez/Presidencia.

Amarante Baret expresó que asumiendo los riesgos que conlleva en nuestras frágiles democracias el ejercicio del periodismo, cuando este se ejerce en base a parámetros éticos y de conciencia, Juan Bolívar Díaz sobresale por una vida profesional dedicada a la defensa y fortalecimiento de la democracia dominicana.

“Periodista ‘incómodo’ para las elites del poder, desde su tribuna, sea oral o escrita, ha abordado los temas más candentes del debate político, social e institucional de la vida dominicana. Podemos estar o no de acuerdo con él, pero debemos de reconocer que sus posiciones han sido solo el resultado de sus profundas convicciones éticas y democráticas”, afirmó el Ministro de Educación.

El presidente Medina entregó el reconocimiento y el premio en metálico correspondiente al comunicador, en compañía de Amarante Baret y Olivo de León, presidente del CDP.

Un caso perdido
De inmediato, el galardonado pronunció palabras de agradecimiento, en las que hizo un recuento de su labor profesional, en el que expuso muchas de sus vicisitudes.

Juan Bolívar Díaz se autodefinió como “un caso perdido”. “Como ven, tienen razón los que dicen que soy un caso perdido, porque hasta en ocasiones de alegría como este reconocimiento, planteo problemas y conflictos. Reconozco que soy un ser humano apasionado, y que eso se refleja en mi ejercicio profesional. Pero soy coherente con lo que pienso. Los que desfilaron por mis aulas saben que nunca hemos predicado neutralidad. Creemos, eso sí, en la objetividad, en el reconocimiento de la realidad más allá de nuestras preferencias, en el compromiso de desmenuzar los problemas y conflictos sociales, en el respeto por el derecho a la información, a la pluralidad y a la diversidad”.

Apuntó que “todo comunicador tiene que promover la institucionalidad democrática, la justicia, la equidad, la inclusión social y en consecuencia poner su hombro del lado de los excluidos”, y dedicó el premio a la legión periodística de los 60, “especialmente a sus mártires Orlando Martínez y Gregorio García Castro”.

Comentarios