05/10/2022
Espectaculos

«A mi manera»




La pobre televisión dominicana

Nueva York, Estados Unidos. La televisión dominicana debería ser admirada al igual que los talentos, ya que somos uno de los pocos países que tenemos una programación de 24 horas completamente en vivo, y los talentos se rigen sin «teleprompters». La programación de nuestra televisión de lunes a viernes es «a lo que salga». Muy pocos programas cuentan con el equipo correcto para salir al aire. Sin embargo, todos los días, la televisión en el país me sorprende con sus irregularidades. En países como Estados Unidos y América Latina, los programas son pre-grabados, para salir lo mejor producido posible, y de la misma manera respetar al televidente. Otra observación es que en nuestro país, no existen las rivalidades entre los canales, vemos cómo talentos de canales distintos van a entrevistas y en muchos de los casos, el mismo talento trabaja hasta en 2 canales distintos en un mismo día.

Falta de productores

Un programa de television en República Dominicana, que cuente con un equipo completo, es tener yo la oportunidad de fumarme un puro en Delta Airlines. La primera irregularidad significativa es que el productor es el mismo presentador. Desde ahí, empiezan las dificultades. El presentador/a es el productor, no hay que ser científico para saber que son dos funciones duras de llevar. Aparte de eso, llegan al canal 20 minutos antes de salir al aire. Es de decir, no se preparan ni coordinan las ideas, y tratan los temas al aire junto al televidente. En muchos programas de farándula, su contenido ese basa esencialmente en leer las noticias de los periódicos, y cómo es posible que un programa se sustente en el contenido que sale en un periodico.

Falta de profesionales

Existen muchos buenos talentos en la TV, pero creo que existe la misma cantidad de talentos que son improvisados, y quién sabe. Se ve a diario, como se le falta el respeto al televidente. Lo primero es que en la mayoría de los casos, la televisión es usada para otros fines, a buen entendedor pocas palabras. No importa si tenga capacidad o si se graduó de comunicación, sale al aire. Entonces, desde ahí, empiezan las irregularidades. La más común es que el presentador/a tome una llamada en el celular mientras está en el aire,  solo para decir, »estoy en el aire, te llamo cuando termine», o «no hay comerciales, vamos hablar hasta que se termine el tiempo». No leen, para que diariamente tenga una palabra nueva que decir. Todo es un relajo y una chencha. Ah, y siempre pero siempre están voceando ante las cámaras.

Falta de contenido

A raíz, de la falta de un equipo completo, el contenido es escaso. Se nota en programas a nivel nacional, y los del interior del país, ni se diga. Los temas que se debaten son peores que lo que se tratan en una tertulia casera, lo que le venga a la mente, y como salga. No hay coordinación, no se preocupan por educar, por informar, por hacerlo lo mejor posible.  Y no es por exagerar, pero en su mente entienden que están haciendo un buen trabajo, y exigen anualmente nominaciones al soberano, y que se le tome en cuenta para maestrias de ceremonias.

En fin, ojalá y en un futuro cercano esta situación cambie, y así tengamos una televisión correcta, y digna de admirar…. #MEBASTA

Comentarios