01/03/2024
Nacionales

10 años después: Daddy Yankee aún es The Big Boss




El reggaetón alcanzó su mayor esplendor, casi a nivel mundial, gracias a su hit «La Gasolina». Corría el 2004 y casi todo el 2005, este hit parido por el artista y los productores del momento, se escuchaba en bocas de todos: niños, adolescentes, jóvenes y adultos. Eran otros tiempos de este ritmo derivado del reggae jamaiquino y cultivado en Puerto Rico (para el mundo), y sus principales exponentes tuvieron que evolucionar junto con la música para no perder terreno y vigencia.

El intérprete de «La Gasolina» es ese Daddy Yankee que sigue con el traje puesto de The Big Boss (el gran jefe) de lo que él denomina el «movimiento urbano». La segunda noche del Festival Presidente, celebrada este sábado a casa llena en el Estado Olímpico Félix Sánchez, sirvió para recordar ese domingo de 2005 cuando él fue el escogido para cerrar la edición de ese año de este evento, sembrado en la cúspide de la fama, como líder indiscutible de esta música.

Con «La Gasolina» abrió Yankee el repertorio de su presentación. Y para seguir recordando, su show sirvió para festejar los 10 años de Barrio Fino, quizás su álbum más exitoso. Para muchos artistas del género, «Lo que pasó, pasó», pero para Daddy la música sigue siendo su arma de reglamento y con una propuesta ligeramente distanciada del aparataje que caracterizaba su apuesta hace una década atrás, todavía es un artista que se disfruta como en sus mejores tiempos.

Daddy Yankee: a 10 años de Barrio Fino.

Daddy Yankee: a 10 años de Barrio Fino.

El repertorio de Barrio Fino es suficiente para producir un show redondo. Pero 10 años después, Yankee ha evolucionado y con él su música. El concierto que dio en el Olímpico sirvió para recorrer sus momentos más intensos. Cantó «Lo que pasó, pasó», «La Gasolina», ambos incluidos en este CD. Fuera quedaron canciones inolvidables como «Dale caliente», «No me dejes solo» y «El muro», «Salud y vida».

La mezcla no estuvo mal. Con «Limbo» puso a vibrar el estadio y así se sintieron sonidos combinados con temas de sus primeros años y otros de los últimos años. «Llamado de emergencia» fue un momento en que la gente se vino pa’ encima. El fraseo y la improvisación no podían faltar. Yankee es la inspiración de muchos otros que bebieron de su agua artística. En el país, uno que ha podido ponerse a su altura en este aspecto es Mozart La Para, quien estuvo en el escenario invitado por el intérprete boricua para un tema que remenió el estadio.

El sábado del Festival Presidente superó con creces la primera noche, repitiéndose la historia de ediciones anteriores. La cartelera del día arrancó a las 6:05 de la tarde con los salseros que fueron un preámbulo de lo que traerían los que venían más adelante en esta jornada. Con Daddy Yankee en escena, 10 años después de Barrio Fino, era suficiente para rememorar momentos vibrantes de ese entonces, y sacudir el cuerpo con sus éxitos más recientes, gracias a una carrera consagrada en el género.

Artículo escrito por Máximo Jiménez

Periodista, crítico de cine. Ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (2011-2013), autor del libro «La gran Aventura de la bachata urbana» (2018).

Comentarios