05/03/2024
Nacionales

Carta pastoral denuncia desigualdad, violencia y pobreza del país




La Conferencia del Episcopado Dominicano deploró “la violencia y la desigualdad institucionalizada” que existe en el país y que se evidencia en que, pese al crecimiento económico que ha experimentado la sociedad en los últimos años, no se ha traducido en una reducción significativa de la pobreza.

En un mensaje enviado a los medios de comunicación , la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) consideró injusto que la pobreza en el país se mantenga en el 40 por ciento, cuando le media de Latinoamérica es de 25%.

“Peor aún, los reportes más recientes sobre la pobreza, como el de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) para el año 2014, señalan que si bien en República Dominicana el porcentaje de pobres se ha reducido levemente, la indigencia ha aumentado en términos absolutos, al mantenerse en torno al 20% de la población (frente a un 12% de promedio en la región)”, precisa la CEP en su mensaje con motivo de la Independencia Nacional.

Sin embargo, la CED reconoció los avances alcanzados en el país en temas de emergencia, seguridad, educación y en el crecimiento de las organizaciones comunitarias.

Otras debilidades que señaló el Episcopado son la carencia de institucionalidad y de transparencia, sobre todo en el manejo de los recursos del Estado.

“Esta debilidad institucional se refleja especialmente en los aspectos fiscales, es decir, en la manera en que el gobierno recauda y gasta los recursos que son de todos los dominicanos. Al gasto público todavía le falta mucha calidad, lo que a su vez es indicio de políticas públicas poco articuladas”, se lee en el mensaje de la CED.

La entidad también criticó el Pacto Eléctrico que promueve el Gobierno en su intento de mejorar el sistema energético dominicano.
Sobre este tema, el Episcopado considera que “es cuestionable que el Estado en su visión política tenga que recurrir a “pactos” entre los actores cuyos intereses son meramente lucrativos…”.

Agregó que el pacto es una clara manifestación del vacío de institucionalidad que aumenta la sensación de que los derechos de todos los ciudadanos dependen de grupos “de expertos”.

El Episcopado reiteró su rechazo a la despenalización de la interrupción del embarazo en algunos casos y advirtió que una futura ley sobre la aprobación generalizada del aborto en el país será inconstitucional.

En un mensaje difundido con motivo de la celebración el 27 de Febrero del 171 aniversario de la Independencia Nacional, la Conferencia del Episcopado denunció el intento «de introducir la despenalización generalizada del aborto en el Código Penal, bajo el eufemismo de interrupción del embarazo en el caso de violación, incesto y malformaciones del feto incompatibles con la vida».

Como resultado de ello, los obispos señalaron, que «se aprobó un texto confuso que deja el tratamiento del problema a una futura ley especial. Entendemos que si se llega a elaborar, esta ley será también inconstitucional».

La Conferencia del Episcopado destacó el hecho de que la Fundación Matrimonio Feliz y otras instituciones hayan recurrido al Tribunal Constitucional para que se declare inconstitucional los artículos del Código Penal que apoyan o dejan abierta la posibilidad del aborto.

«Reiteramos, en nombre de la justicia y la paz, nuestro pleno apoyo a esta defensa de la vida», concluyeron los obispos sobre este tema.

Por otro lado, los obispos consideraron necesario reencauzar institucionalmente las relaciones internacionales de la República Dominicana, especialmente con Haití.

Manifestaron que son bien conocidas las graves precariedades por las que atraviesa el ordenamiento político del vecino país.

Dijeron que una contribución nuestra será retomar las acciones coordinadas de ambas naciones reforzando la institucionalidad de la Comisión Mixta Bilateral, la regularización del comercio entre ambas naciones y la aplicación de la Ley migratoria en un clima de colaboración mutua.

Comentarios