Nacionales

VIVA solicita separación de ALTICE y TRICOM por incumplimiento de plazos de fusión

La empresa de telecomunicaciones VIVA solicitó este lunes al Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) que disponga la separación de los patrimonios de las prestadoras ALTICE y TRICOM, por estas haber incurrido en incumplimiento de los plazos establecidos a pena de caducidad por el INDOTEL para la finalización de su operación de fusión, según la Resolución 077-2017 de ese organismo rector de las telecomunicaciones. 

La instancia fue depositada en la sede del organismo por el Presidente Ejecutivo de VIVA, Marco Herrera Beato, en compañía del abogado apoderado, Miguel Valerio, quienes presentaron ante la secretaría del INDOTEL el documento de solicitud, así como los anexos que la justifican.  La solicitud de VIVA pide al INDOTEL que pronuncie la caducidad de la Resolución 077-2017, por no haber sido cumplida por ALTICE en los plazos establecidos en la misma.  

Explicaron que el artículo Quinto del dispositivo de la Resolución 077-2017, dada el 22 de noviembre de 2017 y que aprobó la fusión de ALTICE y TRICOM, estableció un plazo de 30 días para la conclusión de la operación de fusión, con una sanción expresa de caducidad en caso de incumplimiento.  Agregaron que de conformidad a la documentación certificada por la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo, ALTICE realizó la Asamblea General Extraordinaria que aprobó dicha fusión en fecha 14 de febrero de 2018, momento en el cual el plazo autorizado por el Consejo Directivo de INDOTEL se encontraba ventajosamente vencido.    

Miguel Valerio, en su calidad de abogado apoderado, explicó que “ALTICE no solo incurrió en un grave incumplimiento de los plazos establecidos por la resolución al depositar su Asamblea con casi 45 días de tardanza, sino que en adición quiso burlarse del Consejo Directivo del INDOTEL al plantear que su aprobación a la fusión, en fecha 14 de febrero, tenía carácter retroactivo al 1 de enero de 2018”.  Indicó que en materia administrativa, las resoluciones dadas a título de caducidad pierden todo efecto jurídico tan pronto se verifica y pronuncia el incumplimiento de parte de los obligados. 

Valerio agregó que el nivel de incumplimiento de ALTICE es tal que al día de hoy el Registro Nacional de Contribuyente (RNC) de TRICOM se mantiene como ACTIVO en el portal de la DGII, lo cual constituye clara evidencia de que el proceso de fusión no ha sido concluido, a pesar de haber pasado meses desde el plazo establecido por INDOTEL.   Explicó que según el proceso de fusión por absorción, la empresa ALTICE HISPANIOLA iba a prevalecer y TRICOM debía desaparecen, al ser absorbida.  

Herrera Beato puntualizó que resulta penoso que una multinacional extranjera pretenda que puede incumplir deliberadamente los mandatos de la institución reguladora del sector de las telecomunicaciones y llamó al INDOTEL a “no tolerar presiones ni arrogancias, y a ejecutar sin contemplaciones la sanción que su mismo Consejo Directivo estableció en la Resolución 077-2017”.  Advirtió que un discurso alarmista de protección a la inversión extranjera no habilita a los representantes de ALTICE a incumplir de forma deliberada con los requisitos de ley y los mandatos del Consejo Directivo del INDOTEL.  

“Ni ALTICE ni ninguna empresa extranjera está por encima de la Ley.  No toleraremos que sometan al mercado dominicano a condiciones de concentración nocivas, persiguiendo esquemas financieros inflados con propósitos de venta al mejor postor, y que encima se burlen de nuestro sistema jurídico, incumpliendo olímpicamente con los mandatos del INDOTEL.  La Resolución 077-2017 fue muy clara y tanto ALTICE como sus abogados sabían lo que estaban haciendo.  Decidieron tomarse a la ligera nuestras instituciones, así que ahora corresponde que reciban todo el peso de la Ley”, agregó Herrera.

Herrera y Valerio invitaron a los medios de comunicación a realizar las verificaciones correspondientes en la solicitud y sus anexos, advirtiendo que, como de costumbre, ALTICE vendrá a “desmentir” y a pretender confundir a los consumidores dominicanos con discursos cargados de tecnicismos irrelevantes y a escudarse en su condición de inversionistas extranjeros.  Herrera indicó que “la pregunta que debemos hacernos es muy sencilla:  ¿Cumplió en el plazo?  La única respuesta es NO.  La evidencia está clarísima en toda la documentación.  Así que ahora solo nos queda esperar el pronunciamiento de caducidad y de separación de patrimonios que el INDOTEL está obligado a dar, siguiendo su propio mandato en la Resolución 077-2017”.

Comentarios