19/10/2020
Nacionales

Transformar Indotel en ministerio rompería modelo regulación telecomunicaciones




El jurista Namphi Rodríguez consideró “improcedente e innecesaria” la propuesta del presidente del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), Gedeón Santos, para transformar esa institución en un ministerio, puesto que ello supondría la ruptura del modelo regulatorio del sector que reúne en el mismo órgano al Estado, a los prestadores de servicios y a los usuarios.

Rodríguez sostuvo que la propuesta del funcionario no toma en cuenta que las telecomunicaciones en el país son un servicio público que el Estado concesionó al sector privado, por lo que la función que le compete no es la de gestión y administración, sino de regulación y supervisión.

“Las telecomunicaciones, lo mismo que el sector eléctrico y la seguridad social, son servicios públicos externalizadas a los empresarios bajo un modelo de regulación económica que rige el artículo 147 de la Constitución”, dijo.

El jurista sostuvo que la creación de nuevas burocracias púbicas no debe ser el objeto de la reforma de la ley, sino asuntos que son más urgentes, como la defensa de los derechos de los usuarios de las telecomunicaciones.

Recordó que ya la ley concede rango de secretario de Estado al presidente del Indotel, con lo que se convierte en el único superintendente sectorial con esa jerarquía.

El especialista en Derecho Constitucional y de las Telecomunicaciones reconoció que la ley vigente es preconstitucional y dijo que existe la necesidad de compatibilizarla con los principios de los artículos 53 y 147 de la Constitución que reglan los derechos de los consumidores y usuarios y los servicios públicos.

“El régimen de protección de los usuarios es inexistente en la ley, puesto que crea unos cuerpos colegiados que son inoperantes y que lo que hacen es obstruir los reclamos de los ciudadanos, eso hay que modificarlo”, dijo.

Señaló que ese sector ha sufrido profundas transformacionales técnicas desde la aprobación de la Ley 153, en el año 1998, por lo que una reforma tendrá que abortar temas como el de la digitalización y la convergencia de los servicios de telecomunicaciones.

“La digitalización de las telecomunicaciones ha cambiado radicalmente el mercado y ha creado una serie de servicios convergentes que requieren de regulación”, destacó.

Comentarios