07/12/2021
Política

Rogelio Genao dice que la piña pasará de agria amarga




“La piña pasará de agria a amarga”, advirtió el vocero de los diputados y secretario general del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), ante el anuncio de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) de que a partir del 1 de enero de 2015 subirá el Impuesto sobre la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) de 11% a 13% para productos tales como el café, la mantequilla, el chocolate, el aceite, el yogurt y el azúcar.

Ramón Rogelio Genao dijo que el partido reformista “siempre ha sido de parecer que se debe disminuir la tasa del ITBIS y universalizar la base, de que todos paguen ITBIS, disminuirla a un diez y establecer dos años con el 10%, y una escala gradual de incremento del medio por ciento anual hasta llegar en una década al 20%, que es más o menos lo que se paga en muchos países”.

De forma tal, manifestó Rogelio Genao, que se evite la evasión, y que muchos negocios no estén desviando los impuestos que les cobran a los consumidores, de que el Estado reciba más ingresos y que los contribuyentes paguen menos.

De su lado, el ingeniero Federico Antún Batlle, presidente del PRSC, dijo que esos impuestos están desde que se aprobó la reforma tributaria y que los mismos afectan a los más pobres.

Entiende que debe hacer una revisión, pero como se está en Navidad, usted me obliga manifestarles de que en los primeros días de enero el Partido Reformista va a hacer un planteamiento sobre una serie de circunstancias que se están dando a nivel local e internacional y que aquí se está tomando con ligereza.

Indicó que la apertura de los Estados Unidos de restablecer relaciones con Cuba y las bajas en los precios de los combustibles debe enfrentarse de manera conjunta.

“Todo ese contexto internacional que se está presentando debe ser una oportunidad para el país, pero tomándolo con la ligereza desde de que no nos va a beneficiar, sino que hay trazar una estrategia para salir airosos de la situación”, apuntó Antún Batlle.

Comentarios