03/02/2023
Espectaculos

Review: «Rosa y azul» de Xiomara Fortuna




Xiomara Fortuna es la artista más importante de esa «música alternativa» como muchos califican su propuesta. Es dueña de una discografía robusta, poco conocida comercialmente, que con el tiempo gana credibilidad y a la vez, suma voluntades en estos «días de tormenta, de rabia y desolación» creativa. En el 2002, ganó como Cantante solista en los premios de la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) y su persistencia y calidad musical, favoreció la reactivación en los Premios Soberanos en este 2018, de la categoría Música alternativa, con más de una década fuera de competencia.

Rosa y azul es su nuevo álbum. El sugerente título anuncia canciones «que giran en torno a los roles de género y la no violencia». El tema que da título al disco «es una sátira a los roles estereotipados de mujeres y hombres» y la intérprete nos cuenta que la compuso «al ritmo de una alegre cumbia» que invitará al baile desenfrenado, a la alegría y la diversión.

Xiomara sigue trabajando el estilo que definió su carrera desde sus inicios, música que marca distancia del facilismo que tanto predomina en estos tiempos. La suya es una propuesta versátil –y Rosa y azul es una prueba contundente de ello–, tan rica rítmicamente como siempre ha sido su discografía. Esta es una obra que revela su marca registrada, con letras que aspiran a «derribar tabúes» sociales.

Un trabajo delicado, impecable producción en la vuelve a trabajar con SinHoraBand, integrada por Oto, Kike, Junior, Moisés e Hipólito: músicos a la altura de lo que esperamos de la Fortuna. «Tú y yo» es el segundo tema, quizás el más personal de todo, una voz que grita por la libertad sexual: «Si sumamos tú y yo/ la balanza no se inclina/ Yo te amo porque sí/ te quiero porque me gustas/ contigo quiero vivir un mundo diferente».

El de Xiomara es un viaje sin destino, una equilibrista de la vida… pero también de la música alternativa. Como ella dice, «el disco brilla con la bachata y el latin, fusionándolos con música raíz como el congo, petro, y el menos conocido bambulá de Samaná». Un poco de todo, todo lo que se necesita como muestra para navegar por las profundas aguas de su propuesta portentosa.

«Hay que cambiar» es el tercer tema de los siete que recoge Rosa y azul. Puede ser parte de su play list más lento y sereno, un grito subliminal, parte de sus líricas «cercanas y delicadas». «Bruja» está entre las canciones que definen su esencia, «invitándonos a volar en la ensoñación»… «la reina de la bruja/ allá por la enramá/ vuela, vuela», folklor, creencias religiosas, la que nos llevará a bailar gagá.

La artista no miente cuando describe su nueva producción como «el resultado que nos acerca a ritmos regionales como el reggae y la cumbia y a un pop contemporáneo que sitúa al disco en la vanguardia de la vigencia musical, universal y atemporal».

Esa vigencia, sin duda, tuvo mucho que ver con la decisión de Acroarte de revivir la categoría Música alternativa que, con su éxito y revelación que ocupó el primer plano entre los de su género, premió al Riccie Oriach de «El mosquitero» y «La guayaba».

«Todo lo que quiero es cantar/ un canto de amor y de paz/ Todo lo que quiero es danzar» y eso es lo de «Candela», una canción que tira para la salsa, una danza la la libertad. Ritmo caliente, nacido del trópico que con sus canciones ponen a bailar a cualquiera.

«Levántate negra» cierra de manera contundente, un grito de esperanza, un grito a la justicia obligada a cambiar el mundo de los negros, de la negritud. Es la canción más social del álbum, esa que define el universo artístico de la trayectoria de Xiomara Fortuna. Un momento para celebrar sus fusiones, sus mensajes subliminales –muchas veces, no tanto–, porque ella sabe como ir directo al corazón.

Rosa y azul es un repertorio armonizado, que se pasa de un estilo a otro –típico de las fusiones, de las mezclas y los experimentos que han caracterizado a la artista– donde las brujas siguen volando, donde las negras se levantan, donde dos mujeres se aman, donde la candela no quema, pero calienta.

Artículo escrito por Máximo Jiménez

Periodista, crítico de cine. Ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (2011-2013), autor del libro «La gran Aventura de la bachata urbana» (2018).

Comentarios