Nacionales

Guardia de honor ante los restos de Ramón Oviedo




El ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, encabezó la guardia de honor ante los restos del maestro de las artes plásticas Ramón Oviedo, quien falleció el pasado domingo a los 92 años de edad.

Antes del mediodía, Rodríguez formó parte de la primera guardia de honor ante al féretro del artista, expuesto en la Funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln, del Distrito Nacional.

El funcionario estuvo acompañado de Carlos Santos, viceministro de Desarrollo Institucional; Diómedes Núñez  Polanco, director de la Biblioteca Pedro Henríquez Ureña, Marielena Ditrén, directora del Museo del Arte Moderno; el diputado Manuel Jiménez, presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, entre otros funcionarios y personalidades.

También estuvieron en la guardia de honor Rafael y Aracelis Oviedo, (hijos mayores del extinto artista), Elsa Núñez, Premio Nacional de Artes Plásticas 2014, así como otros familiares, amigos, políticos y artistas rindieron el último adiós a uno de los pintores más importantes de las artes plásticas dominicanas.

Decenas de personas se han dado cita a la funeraria desde media mañana para expresar sus condolencias a los familiares del fallecido pintor  Oviedo, cuyos restos serán cremados una vez concluya el velatorio.

José Antonio Rodríguez formó parte de la primera guardia de honor ante al féretro del artista, expuesto en la Funeraria Blandino.

José Antonio Rodríguez formó parte de la primera guardia de honor ante al féretro del artista, expuesto en la Funeraria Blandino.

“El artista Oviedo, quien falleció el pasado domingo a los 92 años de edad,  deja un legado que fortalece la dominicanidad”, dijo el ministro Rodríguez en la funeraria.

“Ahora Ramón (Oviedo) estará en la juventud. En este momento deben estar buscando sobre el legado que ha dejado este gran artista, y se van a sentir orgullosos de  que este ilustre de las artes plásticas fuera dominicano. Su muerte es un hasta luego”, expresó el ministro de Cultura.

De su lado, Carlos Santos dijo que la muerte de Oviedo le ha impactado mucho, “no solo como viceministro, sino también como artista visual, que es a lo que me dedico”.

“Me ha impactado mucho, ya que entre el maestro y yo había una gran amistad. Para mí es doble el golpe, y  realmente la plástica dominicana pierde a uno de los grandes artistas de todos los tiempos”, agregó Santos.

También Elsa Núñez, Premio Nacional de Artes Plásticas 2014, sostuvo que el país ha perdido  a un gran defensor de las artes plásticas.

“La  clase artística está de duelo por la muerte  de un grande de las artes plásticas. Ramón Oviedo fue un gran representante del arte nacional, no solo a nivel nacional, sino internacional”, puntualizó.

Otro representante del arte dominicano, Mario  José Àngeles, manifestó que el maestro Ramón Oviedo siempre será un ejemplo a seguir  por  todas las generaciones. “Yo como artista  plástico soy un gran admirador del gran maestro. El país tiene que sentirse  orgulloso”,  dijo.

El pintor nació en 1924 en Barahona y fue reconocido por el Congreso Nacional como el “Maestro Ilustre de la Pintura Dominicana”.

Llegó a ganar varias premios y reconocimientos nacionales e internacionales, entre ellos la Orden al Mérito de Duarte, Sánchez y Mella (otorgada por el gobierno dominicano en 1997) y la Condecoración Chevalier de l’ ordre des Arts et des Lettres que emite el Ministerio de Cultura y Comunicación del Gobierno francés. Murales y cuadros son expuestos en diversos museos y foros internacionales, en colecciones públicas y privadas.

Comentarios