04/07/2020
Nacionales

ProlactarRD valora ampliación de licencia por maternidad




La organización de apoyo a la lactancia materna ProlactarRD saludó la entrada en vigencia este jueves de la ampliación de la licencia por maternidad de 12 a 14 semanas, aunque consideró que ese tiempo sigue siendo insuficiente para elevar la tasa de lactancia materna exclusiva hasta los seis meses en el país, que es de sólo del 4.7 por ciento.

La entidad, que da soporte a la familia lactante a través de grupos virtuales y charlas, lamentó la negativa de parte del empresariado ante esta ampliación y elogió la firmeza del Ministerio de Trabajo que aseguró que el empleador está obligado a cumplir esa disposición que se desprende de la adopción del país del Convenio 183 de Sobre Protección de la Maternidad 2000, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La fundadora de ProlactarRD, Aurelina Estévez Abreu, dijo que es importante seguir ampliando esa licencia hasta llegar a los seis meses pues la mayoría de las lactancias se frustran cuando las madres se incorporan al trabajo fruto de que casi todas las empresas dominicanas, grandes y pequeñas, carecen de salas de lactancia, es decir un espacio adecuado donde la madre pueda extraerse leche para que la den al bebé en su ausencia.

Muchos niños cuando toman el biberón no quieren volver a mamar porque se acostumbran a la succión del tetero que es diferente al de la mama.

Mientras que la psicóloga Ángela Santos explicó que al lactar se desarrolla un vínculo emocional denominado apego, indispensable para el buen desarrollo de la personalidad.

“Un buen establecimiento del apego, en las primeras etapas de la vida, va a tener consecuencias concretas en el desarrollo del niño, por lo que dedicar tiempo al bebé es la mejor inversión para garantizar su estabilidad emocional. El acto de coger al bebé en el hombro, mecerlo, cantarle, besarle, el contacto piel con piel y la lactancia materna son expresiones de vinculación”, puntualizó.

Abreu agregó que al ser amamantado, el ser humano recibe todos los nutrientes necesarios de un único alimento por tiempo prolongado, que además debe ser apto para las características de inmadurez funcional del aparato digestivo, renal y del sistema inmunológico del niño pequeño. Después del nacimiento, la leche materna es la responsable de mantener el nexo inmunológico madre-hijo, al suministrarle a este los elementos protectores, la mayoría de ellos células y factores solubles que están ausentes en el neonato.

Comentarios