24/06/2021
Gobierno

Presidencia combatirá contrabando, falsificación e informalidad de bienes




El ministro de la Presidencia dejó conformada la Primera Mesa de Trabajo sobre Contrabando, Falsificación e Informalidad de Bienes, tras reunirse ayer con representantes de distintas entidades empresariales y funcionarios del gobierno.

Al término de la reunión, el ministro Gustavo Montalvo expresó que “el objetivo de esta comisión es unificar los esfuerzos de todos los actores, públicos y privados, para combatir las prácticas que impiden un crecimiento sano y sólido de nuestra economía”.

El funcionario enfatizó que el cumplimiento de la ley y la formalización son claves para la modernización económica y social que necesita el país. Señaló que las prácticas ilegales no solo tienen costos millonarios para el Estado, sino que frenan el avance de la industria nacional y del desarrollo.

Durante la mesa de trabajo, tanto los representantes  industriales como los funcionarios del gobierno, coordinaron estrategias y sugirieron acciones para enfrentar de manera integral estos retos. “Se trata de un círculo vicioso que debemos romper. El incumplimiento erosiona las finanzas públicas, debilita el tejido industrial e institucional y condena a nuestros emprendedores a sobrevivir en un sistema injusto y de competencia desleal. Esa es la realidad que queremos cambiar”, explicó el ministro de la Presidencia.

Los directivos de entidades industriales y comerciales  confirmaron  que el crecimiento de negocios informales impacta negativamente la economía dominicana y también su proyección hacia mercados externos.

Por otro lado, el ministro Montalvo explicó que, tanto la Dirección General de Aduanas como la de Impuestos Internos, incrementan esfuerzos para auditar y fiscalizar cualquier actividad económica que opere fuera del radar fiscal.

Finalmente, recordó que para el éxito de esta iniciativa, es clave contar con el apoyo de todos los sectores y de la sociedad dominicana.

“Necesitamos el compromiso de todos y no podemos olvidar que, como consumidores, también tenemos la oportunidad de ayudar. Cuando compramos un producto de dudosa procedencia, de una u otra forma ayudamos a perpetuar estas malas prácticas. Por el contrario, si somos consumidores conscientes y exigimos productos legales, no solo tenemos una mayor garantía de calidad, sino que estaremos apoyando a nuestra economía”.

Comentarios