27/05/2022
Nacionales

Personas dejan para última hora cambio de cédula




Como de costumbre los dominicanos dejaron para última hora el cambio de cédula. Los centros que expiden la nueva Cédula de Identidad y Electoral estuvieron abarrotados por cientos de ciudadanos que buscaban actualizar su carné, a propósito de acercarse la fecha de vencimiento del anterior documento.

Las personas aprovecharon el fin de semana para renovar su documento de identidad, previo a retomar sus jornadas laborales el próximo martes, luego del asueto por las festividades de nuevo año y del día de los Santos Reyes.

En la sede de la Junta Central Electoral (JCE), ubicada en la Plaza de la Bandera, fue necesario llevar el proceso de captura de datos y de atención a los ciudadanos al auditorio donde el organismo celebra las reuniones del pleno con los partidos políticos, y por igual al salón de redacción de la prensa nacional. La hilera de ciudadanos se apreciaba por los alrededores de la sede, a comienzos de la mañana. Igual situación exhibía el local de la JCE de la avenida Luperón, al lado de la televisora Súper Canal, con parroquianos en toda su periferia.

La asistencia a los centros de cedulación se ha incrementado por la proximidad de la fecha de caducidad del viejo documento, señalada para el 10 de enero por el pleno de jueces de la JCE. La medida ha generado peticiones de los partidos políticos para extender la fecha, pero por igual ha producido cierto desconocimiento en la ciudadanía que piensa que a partir de esa fecha no se expedirá el nuevo plástico.

La información oficial de la JCE indica que los centros de cedulación continuarán los trabajos de expedición del nuevo documento de identidad. En lo que si afectaría a los ciudadanos fuera de esa fecha es en la tramitación de diligencias en sectores públicos y privados, que no sería posible con el viejo carné.

Quizá un elemento común entre los asistentes era, de forma jocosa, las sombrillas que portaban. Variadas en colores y tamaños. Y en cuanto a razón de no actualizar la documentación, la misma de siempre, a la espera de una extensión o gracia del proceso, la tan tradicional prórroga.

Comentarios