Opinión

La gran retranca

Con la agilidad de un experimentado ladrón curtido en la ratería, el hombre –quien perfectamente podría camuflarse como un caballero– tomó la prenda de vestir…