30/01/2023
Cine

¿No han visto aún ‘Wonder Woman’?




¿No han visto aún Wonder Woman? Ustedes no eran los únicos. También yo me resistí por casi dos meses, pero finalmente cedí ante la insistencia de mi hijo Crisotffer.

L a Mujer Maravilla es una película PG-13 –y por cierto mucho más decente y moderada que la mayoría de productos fílmicos que caen dentro de dicha categoría– con dos virtudes claramente establecidas: primero contiene una historia refrescante que al tiempo que va introduciendo un personaje lleno de candidez, bondad y fortaleza consigue atraer y mantener el interés del espectador.

Y segundo, el film cuenta asimismo con una vivaz y carismática actuación de la actriz israelí Gal Gadot, quien no hay dudas personifica a la heroína con tal determinación como si el personaje hubiese sido escrito para ella.

Por eso, es casi imposible no identificarse de inmediato con la personificación de quien desde ya se ha convertido en la nueva heroína del cine franquicia.

Wonder Woman está ambientada en el Londres de la Primera Guerra Mundial –la historia original de la DC Comics ubicaba el relato en el segundo conflicto bélico, en lugar del primero– y hasta allí se traslada Diana, también conocida como la Princesa de las Amazonas, quien hasta entonces había vivido en la paradisíaca isla, solo habitada por mujeres de Themyscira.

Procedente de la mitología griega y armada con una espada, un escudo y el Lazo de la Verdad, y acompañada además del espía Steve Trevor (Chris Pine), Diana se lanza cual Quijote en las Cruzadas a la búsqueda del Dios Ares, a quien ella cree responsable de la guerra.

Pese a que el film se torna excesivamente largo y los efectos visuales son más bien corrientes y a nadie impresionan, la película de todos modos entretiene casi de principio a fin –con la excepción de la desorganizada y sobreabundante secuencia final –e indudablemente divierte a la audiencia.

Se trata en definitiva de un film de verano bien balanceado, con una buena dosis de acción, un apreciable buen sentido del humor y hasta su toque de emotividad. ¿Qué más se puede pedir de una película concebida para el gran público?

Notable labor en general de la directora Patty Jenkins, y acertada actuación también de Chris Pine.

Comentarios