07/08/2020
Nacionales

La importancia de la merienda escolar




Se acabaron las vacaciones y como cada año nos preocupamos por lo que comerán nuestros pequeños en ese rato que pasan en la escuela y en el cual no estamos presentes, y es válido porque es una de las comidas mas importantes y que nos darán soporte con el buen desarrollo físico y mental: la merienda escolar.

Como sabemos, en el día debemos hacer dos meriendas: una a media mañana y la otra a media tarde. En la mañana, a nuestros hijos les corresponde la escolar.

Pero, ¿por qué es importante la merienda? Pues, porque además de mantenerles activos, les prepara para recibir las lecciones escolares tanto las físicas como las mentales.

Esto lo logramos supliéndolos de alimentos que no solo nos llenen el requisito de llenarlos y saciarles el hambre, sino que debemos hacer una merienda que sea nutritiva y equilibrada, por ello no debemos dejarla al azar sino que la preparemos y organicemos en un menú semanal, así aunque tú como madre no logres prepararla las personas que te ayudan en casa la tengan ya pautada, y esto es importante porque solo así controlamos realmente lo que consumen nuestros chiquitos y no le ponemos algo simplemente para que coma, sino para que se nutra.

Para que una merienda cumpla con ser nutritiva debe estar compuesta por todos los nutrientes esenciales en cantidades adecuadas, y estos son:

Los carbohidratos: que les aportan de energía para desarrollar sus actividades.
Las proteínas: que los ayudarán en la formación y construcción de los tejidos y ante lesiones musculares durante las actividades físicas.
Grasas: que son también fuente de energía y proporcionadas en cantidades adecuadas y en combinación con otros nutrientes.
Vitaminas y minerales:  importantísimas porque intervienen, entre otras cosas, en procesos metabólicos indispensables para el buen desarrollo.

Y por supuesto el agua y la fibra.

Pero como organizamos eso en un menú semanal. Acá les dejo varias opciones:

1 taco en masa dura o blanda con tomatitos, maíz, puerro picadito y media salchicha de pavo o pollo en pedacitos.
1 porción de lechoza.
1 pincho de frutas con jamón y queso (pedacitos alternados de piña, manzana y melón con 3 cuadritos de queso y 3 de jamón) 2 palitos integrales.
2 mini pitas rellenos de lechuga, tomate picadito, hongos, nueces trituradas y un huevo hervido picadito.
1 mango.
1 pan pita untado de mantequilla de maní con mermelada de fresa.
1 pera pequeña.
1 porción de cereal bañado con yogurt de frutas, 2 rollitos de jamon de pavo.

Ya con esto sabemos que debemos incluir diversidad de alimentos, para que además de rica y nutritiva, les sea atractiva no solo al paladar sino a la vista. La merienda escolar es una responsabilidad y es una garantía de que nuestros pequeños se alimentan de forma adecuada.

Artículo escrito por Taiana A. Ubiñas

Doctora en Medicina con maestría en Alimentación y Nutrición. Actualmente tiene su consulta privada en el Centro NutriFit, del cual es propietaria. Tiene la campaña social #Yosoysano. En Twitter: @ConsultNutri.

Comentarios