Espectaculos

Merenglass regresó a sus raíces con entusiasmo

El merenguero Ramón Glass compartió con el país los 20 años de carrera artística que lleva trabajando el merengue en México.En un encuentro con la prensa el artista dio a conocer su trayectoria y cómo ha logrado permanecer en esa gran nación hasta cosechar el éxito y convertirse en el principal ejecutor de merengue en el país azteca.

Gracias a su trabajo el merengue comienza a echar raíces en México y que desde hace 20 años  Ramón Glass anda recorriendo esa gran nación con la novedosa fusión de “merengue-azteca”, ejecutada por su agrupación merenguera “Merenglass”.

El cantante, exclusivo de Televisa y quien ha logrado convertirse una de las atracciones artística de mayor impacto de ritmos tropicales en México, celebrará sus 20 años de carrera.

Para festejarlo Merenglass lo hará como lo han hecho las grandes estrellas de esa nación, realizando un concierto en el Auditorio Nacional de México, el próximo sábado 29 de marzo, con un espectáculo en el que compartirán en un mismo escenario estrellas de la música y la televisión mexicana y dominicana.

“Presentarse en el Auditorio Nacional, para cualquier artista mexicano o extranjero es llegar a la cúspide de la popularidad y se demuestra el respeto que tiene el público por lo que haces. Para nosotros es un sueño que veremos realizar junto a grandes amigos, mexicanos y dominicanos”, expresó Glass.

Desde hace años a la agrupación se le conoce por el mote de “Los embajadores del merengue en México” y tal ha sido su éxito que de Merenglass ya se han nacido otras agrupaciones merengueras, que trabajan interpretando el ritmo dominicano para los mexicanos.

Para Ramón la clave del éxito ha sido la renovación constante y el mes pasado dijo a la prensa mexicana: “Creo que en lo que trabajes debes revolucionarte y actualizarte, nosotros constantemente lo estamos haciendo, a partir de ahí prepararemos nuevo show y a través de cada disco buscamos eso, revolucionar el grupo y lo que hacemos en el escenario, creamos nuevas perspectivas y abanicos de posibilidades”.

Comentarios