29/09/2022
Gobierno

Menos hambre y un buen reconocimiento




ROMA, Italia. La vicepresidenta de la República Margarita Cedeño de Fernández recibió el reconocimiento al país que hace la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), por haber alcanzado de manera anticipada la meta fijada en el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas, que establece la reducción a la mitad del porcentaje de personas hambrientas y malnutridas en su territorio.

De acuerdo a las mediciones realizadas por la FAO, la República Dominicana redujo el hambre y la malnutrición, impactando positivamente a alrededor de 1 millón de personas, gracias a la aplicación correcta de políticas agroalimentarias y de protección social que garantizan la seguridad alimentaria y nutricional de la población dominicana.

Entre estas medidas se citan los subsidios focalizados, las transferencias monetarias condicionadas como “Comer es Primero”, las políticas de apoyo a la intensificación productiva, el componente de alimentación escolar y la creación de capacidades para el aprovechamiento de los programas nutricionales que ofrece el Estado.

La vicepresidenta recibió el reconocimiento de manos del señor José Graziano da Silva, Director General de la FAO, en una ceremonia realizada en el marco del 38° período de sesiones de la Conferencia de la FAO. En dicho acto, la Organización reconoció a 38 países que han cumplido con ese objetivo.

“Este logro es del país, es el resultado del esfuerzo conjunto de varias administraciones gubernamentales, de varias instituciones públicas y privadas y organizaciones de la sociedad civil, que trabajan cada día para que todos los dominicanos puedan comer más y mejor, por lo cual nos sentimos sumamente orgullosos”, declaró Margarita Cedeño.

“Para países en vías de desarrollo con las características de la República Dominicana, este logro tiene un valor doble, porque combatir el hambre y la malnutrición, es combatir la pobreza y la exclusión social, lo que se traduce en una mejor calidad de vida, una población más saludable y productiva, que está en condiciones de aportar al desarrollo económico y social del país”, afirmó la Vicepresidenta.

La vicepresidenta fue designada Embajadora extraordinaria de la FAO en el 2009, en reconocimiento a las tareas de promoción social realizadas desde el Programa Progresando, que de acuerdo a la FAO resultan ser buenas prácticas, dignas de ser replicadas a nivel regional y global, razón por la cual dicho nombramiento le fue ratificado en el 2012 por el nuevo Director General de la FAO, quién con ello exhorta a los Estados miembros a incorporar programas similares en sus políticas de desarrollo social.

En el año 2000, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, 189 países se comprometieron a liberar a las personas de numerosas privaciones, reconociendo que todo individuo tiene derecho a un nivel de vida mínimo  que incluya estar exento del hambre y la violencia.

Comentarios