29/09/2022
Opinión

Las juntas de vecinos en RD: hacia el fortalecimiento estructural




Tradicionalmente, las directivas de las juntas de vecinos, en las comunidades de escasos recursos económicos, aquellas que de manera despectiva son llamadas “barrios”, están constituidas por personas de bajo perfil técnico y profesional.

Aún sabiendo, que en una comunidad de este tipo conviven niveles de pobreza, que incluyen, personas que han adquirido formación profesional y también alta calificación técnica.

Es usual que los técnicos y profesionales, residentes en las comunidades, del tipo ya mencionado, por un asunto de tiempo disponible o porque no se sienten tocados, directamente por las necesidades, deleguen la principalía de ese liderazgo, en personas con menor calificación técnica y profesional, pero con una incuestionable vocación de servicios.

La sabiduría ha de aflorar en la mente de los directivos de las juntas de vecinos, para motivar una mayor participación de los recursos humanos especializados, de las comunidades, aunque estos no pertenezcan, de manera formal a las directivas.

Las juntas de vecinos en RD: último faro de la defensa popular

“También os rogamos, hermanos, que amonestéis a los ociosos, que alentéis a los de poco ánimo, que sostengáis a los débiles, que seáis pacientes con todos” (1. Tesalonicense. Cap.5. verso 14).

En la actualidad, según datos aportados por departamento de juntas de vecinos, del ayuntamiento Santo Domingo Oeste. La estructura de las juntas de vecinos es la siguiente: presidente(a), vicepresidente(a), secretario(a), tesorero(a), secretario(a) de educación, secretario(a) de salud, secretario(a) de prensa y propaganda, secretario(a) de obras públicas y medio ambiente, secretario(a) de deporte y recreación, secretario(a) de cultura, presidente(a) de disciplina, vocal, finalmente; asesor(a).

La gran debilidad que se observa, es que de esa estructura, solo se manifiesta en términos operativos: el presidente(a) vicepresidente(a), secretario(a) y ocasionalmente, el tesorero. El resto de la estructura asume funciones solo en las reuniones institucionales y en eventos. Lo cual no es apropiado.

El otro aspecto que se expresa como una debilidad, es que algunas áreas de la estructura se ven a sí misma, solo como rectora de los actos que se verifican a su interior, no fuera de ella. Por tal razón sus acciones no llegan a tocar a toda la comunidad. Que es el propósito.

Debemos convertir a cada posición de la estructura, en entes operativos, que sean verdaderos gestores de propuestas de soluciones, vinculadas a sus áreas de desempeño.

Las juntas de vecinos en RD: hacia una vinculación conveniente

Más que eso, las directivas de las juntas de vecinos, tienen la misión de dirigir la gestión hacia la consecución del bienestar de la comunidad; pero la comunidad misma está comprometida a cooperar para el logro de ese objetivo.

Así, como el bienestar del país, no es solo responsabilidad de los funcionarios del gobierno, sino de todos los ciudadanos; el desarrollo de la comunidad es responsabilidad de todos los vecinos, no solo de las directivas de las juntas de vecinos.

Solo con la diferencia, de que los funcionarios del gobierno son pagados, por nosotros, para que gestionen el desarrollo. Lo que no ocurre con nuestros directivos comunitarios.

Esto nos debe inducir a tener una actitud de mayor cooperación con estas organizaciones.

Visto así, la cooperación de los vecinos tiene que concretizarse, para lograr el fortalecimiento de nuestro principal mecanismo de defensa popular.

Para que esta visión se haga posible, es necesario que podamos contar con un censo, que declare el área de desempeño, profesional y/o formación técnica, de cada vecino.

Con esa información a manos y dadas las motivaciones pertinentes, podemos formar comisiones de apoyo a las áreas de mayores vulnerabilidades, expresadas en la estructura.

De esa manera tendríamos: una comisión de finanzas, constituida por especialistas de las finanzas y la economía, en apoyo al tesorero(a); para dar seguimiento al cumplimiento de las inversiones públicas o privadas, comprometidas con la comunidad.

Comisión de educación, constituida por especialistas de la educación, en apoyo al secretario(a) de educación; para asegurar los vínculos de las escuelas con la comunidades y proteger sus entornos, detectar oportunidades formativas y orientarlas hacia las comunidades, asegurar la colaboración con organismos públicos o privados, que tengan proyectos, de interés nacional o particular a la comunidad.

Comisión de salud, constituida por los especialistas de la salud, en apoyo al secretario del área, para velar por el buen estado de la salud física y mental de los residentes.

Una comisión trabajaría con el deporte y la cultura, que podamos llevar a las comunidades lo mejor de lo existente, tanto en la práctica como en el disfrute.

Una comisión trabajaría con el deporte y la cultura, que podamos llevar a las comunidades lo mejor de lo existente, tanto en la práctica como en el disfrute.

Comisión de obras públicas y medio ambiente, constituida por los ingenieros y/o especialistas medioambientales residentes.

De igual manera, con el deporte y la cultura, que podamos llevar a las comunidades lo mejor de lo existente, tanto en la práctica como en el disfrute.

Finalmente, nos abocaríamos a la conformación de la comisión de seguridad y orden, anexa a la secretaria de disciplina; esta comisión debe estar integrada por los militares policías residentes en la comunidad, que son los especialistas de la materia. A esta comisión deben estar integrados los abogados, que son los mediadores esenciales, en cada proceso.

La idea general es que cada tema cuente con la asesoría y/o participación de uno o varios expertos en el área de que se trate, sin que esto signifique que se haga monopolio del tiempo del profesional o técnico que apoye.

Perfilada así, contaremos con una junta de vecinos fuerte, en capacidad de debatir, aportar, aprobar o rechazar proyectos y propuestas; que incidan en el presente y futuro de las comunidades, no importa el área del saber de que se trate.

Comentarios