23/05/2022
Espectaculos

Kinito dice es cristiano y no le gusta la brujería




Al merenguero oriundo de Padre Las Casas, a quien en ocasiones se le ha tildado de creer en brujerías por eluso en sus temas de palos y de salves, aclaró entre risas pero con cierto tono de seriedad que las “canciones con toques de palos que  he compuesto ha sido porque esta expresión musical es parte del folklore y de la idiosincrasia de nuestra cultura, y yo crecí en Padre Las Casas escuchando palos ”, afirmó el intérprete que logró con «Suero de amor», uno de los temas que tiene influencia de palo ganar su primer Merengue del Año en los entonces Premios Casandra.

De igual manera dejó claro que aunque es un hombre cristiano eso no interfiere con su carrera artística, es una cosa que puede manejar. «Yo no salgo, no me gusta estar en la calle, solo voy a mis fiestas hago mi trabajo y me voy. No creo que eso me traiga problemas como cristiano, de igual manera lo hace Ramón Orlando y es pastor».

Estas declaraciones la emitió en La Biblioteca Juan Bosch de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), a propósito de la séptima versión de “Música entre Libros”, que coordina el periodista Máximo Jiménez.  Kinito Méndez exhortó a los jóvenes que aunque tengan gusto por la música “nunca abandonen sus estudios”, como él lo hizo en su momento.- dejó de lado la carrera de administracción de empresas-.

“El hombre merengue” como es conocido el artista se refirió a lo importante que es prepararse, hacerse de una profesión, “Hoy día si fuera joven, no abandonaría los estudios”. “La música es maravillosa, el cariño de la gente es lo más apreciable, el legado que uno deja es estupendo, aunque prepararse es fundamental”, afirma.

Kinito hizo referencia al gran valor que tienen los medios digitales para impulsar y dar a conocer las canciones. “Es una herramienta con que cuentan los nuevos artistas y de gran ayuda a los cantantes emergentes”. Aunque reconoce la falta de inversión en la industria y atribuye que menos jóvenes se inclinen por el merengue por lo costoso que es grabar en el género. “Sólo grabar un merengue cuesta 100 mil pesos, mientras que un dembow cuesta diez mil”. “A la nueva generación no es que no le gusta sino que se le hace más difícil”, admite.

Uno de sus grandes sueños es hoy una realidad, y es la creación de una escuela de música en su pueblo Padre Las Casas. El popular músico y director de orquesta José del Carmen Martínez Lebrón (Kinito Méndez), soñó por años con eso. Los jóvenes de su pueblo aprenden sobre tecnología, manualidades, deportes, además de música.

El merenguero compartió con los presentes y se hizo fotos  con algunos. En la imagen Máximo Jiménez, Kelvin Mejía y el periodista Diomelo Martínez que puso a Kinito a posar para un selfie.

El merenguero compartió con los presentes y se hizo fotos con algunos. En la imagen Máximo Jiménez, Kelvin Mejía y el periodista Diomelo Martínez que puso a Kinito a posar para un selfie.

El merenguero agradeció al presidente de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), Leonel Fernández, por haber construido el edificio de dos niveles donde hoy en día muchos jóvenes pasan tiempo de calidad y de formación.

El periodista Máximo Jiménez, ex presidente de ACROARTE, moderador de esta iniciativa, valoró la trayectoria del artista, quien ha sido Revelación del Año en las tres orquestas en las que se ha integrado en un período de tiempo considerable, así lo informó el también periodista.

Música entre libros es una iniciativa impulsada por la Biblioteca Juan Bosch (BJB) y Radio Funglode, enmarcada dentro del programa de actividades culturales “Biblioteca Viva”. Se lleva a cabo los últimos jueves de cada mes bajo la coordinación de la directora del periodista Máximo Jiménez, ex presidente de Acroarte  junto a la directora de la BJB, Aida Montero y el director de Radio FUNGLODE, Kelvin Mejía.

 

 

 

Comentarios