03/12/2022
Gobierno

Incautan más de 900 teléfonos «macos» en el Gran Santo Domingo




La Procuraduría Especializada contra Crímenes y Delitos de Alta Tecnología y el Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología de la Policía Nacional, incautaron hoy 169 celulares ilegales en la Penitenciaria de La Victoria.

La acción forma parte del operativo contra los denominados teléfonos macos.

Los aparatos incautados hoy, se suman a los más 700 decomisados en los últimos tres días mediante 39 inspecciones y 7 allanamientos en igual número de establecimientos de ventas de celulares.  Dos de estos allanamientos se realizaron en el ensanche Espaillat y otro en el barrio 27 de Febrero, donde se incautaron aparatos inalámbricos y accesorios telefónicos.

En ambos casos, las autoridades están investigando si las tiendas allanadas operan de manera regular y han solicitado a los comerciantes que presenten documentación que respalde la procedencia de los objetos incautados. Los allanamientos se ejecutaron con órdenes judiciales.

Estos operativos se inician dos días después de que el ministro de la Presidencia se quejara sobre la proliferación de los llamados “teléfonos macos” y mostrara su preocupación por los altos índices de hechos delictivos cometidos con esos aparatos. De acuerdo con la Policía, solo en el mes de mayo el robo de celulares en el Distrito Nacional y el Gran Santo Domingo representaba el 86 % de los delitos reportados.

911 asistió a piloto. El Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 911 brindó asistencia al piloto de un helicóptero que se precipitó sobre una vivienda, en el sector Maquiteria, en Villa Duarte.

El piloto sufrió golpes en el abdomen, fractura del tobillo derecho y varias heridas en diferentes partes del cuerpo; en todo momento se mantuvo consciente y orientado, según el informe de la unidad médica que atendió la emergencia.

También fue necesaria la intervención de las unidades de soporte del cuerpo de Bomberos y de la Policía Nacional, para establecer un cordón de seguridad ya que con el impacto, el combustible del helicóptero comenzó a derramarse y existía el riesgo de que se originara un incendio.

Gracias al esfuerzo y a la coordinación de varias agencias del 911, la situación fue controlada rápidamente.

Varios agentes de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) fueron dispuestos para dirigir el tránsito.

El piloto herido fue trasladado hacia el Hospital Dr. Darío Contreras, donde fue recibido y atendido por el personal médico de este centro.

Comentarios