12/08/2022
Política

Hipólito Mejía pone su fe en la iglesia católica




Neyba, Bahoruco. Hipólito Mejía es un político incansable, que está convencido de que es imposible un acuerdo en el Partido Revolucionario Dominicano sin la participación de las iglesias y de manera especial la  católica, con quien él califica como “el más extraordinario negociador”: monseñor Agripino Núñez Collado.

Montado en un tren imparable que recorre cada rincón del país, Mejía estuvo en Neyba, y allí informó que luego de su encuentro con Miguel Vargas envió una comunicación al presidente del partido en la que le propuso la integración de una  comisión de seis miembros, tres por cada facción, sin que hasta el momento haya sido posible.

El ex presidente de la República recordó que el pasado viernes estaba prevista celebrarse una reunión entre Vargas y monseñor Agripino. Manifestó que Núñez Collado es la persona ideal para manejar el dialogo final y a las conclusiones a las cuales se debe arribar.

«Esa reconciliación no fue posible, pero que muchos han entendido que en este momento no era posible abrir una vía para el diálogo del que dijo es un seguidor fanático. Dijo que en momentos en que todos pedían unidad, él rompió el hielo y se reunió con Miguel Vargas», comentó Mejía.

Manifestó que a más tardar este martes enviará una comunicación nueva al presidente del partido, informándole de las cosas que se tienen que negociar, entre la que están la forma de hacer oposición al gobierno, la fecha de la convención. Señaló que todas las autoridades del partido concluyen el periodo para el que fueron electos el 19 de Julio y ni un día más.

Hipólito Mejía expresó que cree en la honradez y la sensatez  y manifestó que echará el pleito por la dignidad y el decoro nacional, porque está convencido que está situación de miseria no puede continuar, porque no hay derecho a que un grupo se robe el país y un alto nivel de la población siga pasando trabajo.

 

Artículo escrito por Maximo Jimenez

Periodista, crítico de cine. Ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (2011-2013), autor del libro «La gran Aventura de la bachata urbana» (2018).

Comentarios