15/11/2019
Espectaculos

El Torito brincó la cerca a tiempo




San Juan, Puerto Rico. Ver hoy los pasos dados por Héctor Acosta –El Torito– después de la separación de su mentor Gerardo Díaz –El Toro– y la orquesta Los Toros Band, solo podemos concluir en que valió la pena brincar la cerca.

El proyecto musical Los Toros Band fue uno de los fenómenos musicales más organizados musicalmente hablando, principalmente por su gran capacidad diversificada en proyectar la música en los últimos 30 años.

A principios de los 90, salía esta orquesta y cuando llegaron Los Toros, en mi opinión, fue de más a máximo.

Muy pocos tomaron en cuenta que con el surgimiento de la orquesta venía incluido no solo el relevo del merengue como cantante, sino el relevo también artístico del país recayó en Héctor Acosta.

La capacidad interpretativa de Acosta es impresionante, pero mejor son las varias formas empleadas por él, que tanto puede cantar el merengue contemporáneo como el ayer y siempre.

Ajustarse a los arreglos y estilos de grandes maestros del ritmo, llevándolos de una manera magistral al gusto del público, lo mismo con el bolero, bachata y otros géneros.

Penetrar al gusto del público y al mismo tiempo ir posicionándose en fila de calidad musical con las orquestas y los grupos del momento, como sucedió con artistas de la talla de Ramón Orlando, Sergio Vargas, Toño Rosario, Los Hermanos Rosario, La Patrulla 15, La Cocoband, Alex Bueno y hasta Juan Luis Guerra y 440.

Héctor Acosta, junto al Fiscal del Merengue, autor de estas líneas.

Héctor Acosta, junto al Fiscal del Merengue, autor de estas líneas.

Los premios ganados van desde Revelación del año y Merengue del año en los Premios Casandra, en el que posteriormente como solista recibió el Gran Soberano en el 2013. Fue un relevo del merengue, pero muchos lo pasan por alto. En el mundo artístico dominicano.

Por los últimos 20 años, muy pocos o casi nadie, y más un artista de breve trayectoria en ese entonces, El Torito en los 90 y 2000 llenó  un ciclo de grabación ejecutado por artista alguno: grabar con las más altas figuras del merengue de todos los tiempos.

Comenzando con Joseíto Mateo, el General Larquito, el Ciequito de Nagua, Johnny Ventura, Frank Cruz, Vinicio Franco, entre otros con la aprobación del Toro Geraldo Díaz.

Sus trabajos musicales fuera del país tenían distribución y en todos los stand podíamos ver a los toros como todo ganado no importa si era en el llano igual la montaña. Sin embargo, el papel más importante lo jugaban sus compatriotas en el caso fuera del país.

Ya el público veía primero El Torito y después el nombre de Los Toros. A pesar de tantos logros, la orquesta en sí no tenia presencia escénica en plazas como Puerto Rico.
Un protagonista anónimo ayudó mucho a Los Toros y El Torito en velloneras y canales de videos, la radio no se puede quedar.

Aquí en Puerto Rico para el 2000, el nuevo disco de ese año, Toromanía, comienza cimentando la figura de Héctor, principalmente el tema «Mi niña», que lo grabó en versiones de merengue y bachata.

A nivel de video por los canales  de televisión, como el 30, hoy Telemicro Internacional, pertence a la misma compañía de wqbsradio.com. La radio principalmente AM dominaba el ámbito del merengue y la bachata y unas cuantas en FM. El Torito sonaba en ambos géneros.

Las velloneras ubicadas en los bares, cafeterías, pop, ahí podíamos escuchar todas las bachatas del momento, los merengues y bachata de Los Toros Band no podían faltar. Para el 2002, en febrero, Héctor Acosta visitó  la Isla del Encanto sin la orquesta.

Al evento enlace entre Quisqueya y Borinquen, actividad artística que coincidió con la celebración de la fiestas patria.

2002 y 2003 años que las principales estaciones de FM le declaran la guerra al merengue, pensando sacarlo de circulación, la salsa podía tomar un respiro y no fue así al mismo tiempo, familias puertorriqueñas que trabajaban en el ambiente merenguero, principalmente padres, dejaron de llevar el pan a su casa porque no estaban tocando, a partir de la supuesta salida del mercado del merengue.

Ese paso le costó credibilidad a los gurú de la radio en Puerto Rico. ¿Porqué? Por estar concentrados en el merengue, se les colaron la bachata y reguetón. La bachata que su fuerza y seguidores venían de las emisoras en AM.

Con el dúo Monchy & Alexandra a la cabeza, el grupo Aventura y el reguetón avanzó  desde lo underground, le dieron en la misma madre a los genios de programación aquí en Borinquen, no les quedó  más remedio que tocar bachata.

Ya consumada la pegada de la bachata en Puerto Rico a nivel nacional, el merengue de una forma u otra siempre sobrevivió y más donde hay bachata aparece merengue.

2004 2005 llegan los problemas de división en Los Toros Récords con El Torito. Tal como si fuera una feria de toros pasó lo inesperado: El Torito agarró El Toro por los cuernos.

El público  en las gradas veían lo insólito ver un Torito sin la experiencia  de torear, reclamar todo tipo de derechos correspondidos, pedir cuentas claras y llevar al Toro al  mismo límite de la cerca y desde el lomo del toro bien sostenido por los cuernos, brincó la cerca.

El mundo del espectáculo nacional e internacional conocían los dotes del Torito y por eso cuando artísticamente tocaba puertas, todos en buena lid, le dijeron olé.

Como solista El Torito consigue el éxito  internacional que necesitaba. Con presencia y discos nuevos y los featuring con artistas del momento.

2008 al 2010 El Torito agotó varias visitas a Puerto Rico casi consecutivas. Después se presentó en el Coliseo Roberto Clemente con gran éxito.

Artículo escrito por El Fiscal del Merengue

Orlando Ramírez, mejor conocido como El Fiscal del Merengue. Reside en Puerto Rico desde hace muchos años, donde asumió una defensa gratuita del ritmo nacional dominicano. Locutor, productor y animador de eventos.

Comentarios