19/09/2020
Espectaculos

En el humor todo está hecho




OTROS ÁMBITOS

Quién mejor que Felipe Polanco (Boruga) para recordarnos que en el «humor todo está hecho» y que sus principales exponentes tienen de frente desafíos que superar, no para tener éxito en un espectáculo, en una noche, en un año, sino para poder estructurar un estilo y una carrera que pueda mantenerse con el tiempo.

Boruga soltó esas palabras en un encuentro de prensa para presentar las atracciones del Festival del Humor Luisito Martí que regresa, por segundo año, al Escenario 360 de la Galería 360, en presencia de nuevos talentos del humor que van ascendiendo de manera inimaginable en otros tiempos, cuando el oficio era dominado por esa vieja guardia a la que pertenece Polanco.

No deja de tener importancia lo que dijo Boruga, más cuando en este mercado el humor está estrechamente relacionado con rutinas sustentadas en el repentismo, en la cotidianidad, en la política que siempre es tan rica para hacer reír, pero al mismo tiempo, difícil de manejar.

Por ahí vienen pisando fuerte promesas como Juan Carlos Pichardo Jr., hijo de quien en los 80 y principios de los 90 tuvo su espacio en la televisión y las propuestas en vivo. El padre, del mismo nombre, ha servido de norte para Pichardo, un imitador con talento, aún con espacio para perfeccionarse, pero sin duda un joven que salió a la velocidad de un cohete con destino insospechado.

Gerard Ogando se suma a Juan Carlos Pichardo. Con estilos disímiles pero hijos de una misma época que necesita de relevos para calzar los zapatos de una generación intermedia a la que pertenecen, por ejemplo, Raymond Pozo y Miguel Céspedes, también Fausto Mata, Boca de Piano.

Y es cierto, en el humor todo está hecho. Como todo en la vida, pero en ese sentido, el país amerita de nuevos protagonistas, de nuevas propuestas y estilos, que empiecen a brillar con luz propia a nivel internacional, como en un momento se destacó Julio Sabala: con ese humor fino, profesional e inimitable. Hay que guardar las diferencias y las distancias… pero también debemos seguir soñando, para salud de la patria y el entretenimiento.

Artículo escrito por Máximo Jiménez

Periodista, crítico de cine. Ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (2011-2013), autor del libro «La gran Aventura de la bachata urbana» (2018).

Comentarios