Nacionales

El regreso de las ballenas jorobadas




La temporada de observación de las ballenas jorobadas se inicia cada 15 de enero, y se extiende hasta el 30 de marzo. Un espectáculo natural protagonizado por gigantes marinos, que pueden medir hasta 16 metros de largo y pesar 36 toneladas.

Pese a su corpulencia, las ballenas pueden brindar a los visitantes una exhibición de saltos que combinan con golpes de cabeza, arqueos en la superficie marina, zambullidas, soplos y golpes de cola. Las ballenas jorobadas macho emiten cantos largos y complejos a través de sus cavidades nasales.

De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), las manadas de ballenas jorobadas cantan una misma canción. La misma canción se puede escuchar, según investigaciones a lo largo de cinco mil kilómetros.

La península de Samaná es el principal punto de avistamiento, pero el santuario de mamíferos marinos se completa con los bancos de La Plata y Navidad, en el océano Atlántico. La República Dominicana es uno de los países del mundo que han definido un área de santuario para estas especies.

Este año se espera la visita de unos 50 mil a 60 mil turistas, principalmente extranjeros, que visiten Samaná esperando ver a las ballenas. Los grupos representantes de Samaná señalan que esto se debe a que los turistas que se encuentran en hoteles dominicanos para la fecha deciden visitar este punto durante su estadía; pero además hay un creciente interés por parte del público dominicano.
ballenas123

Esta popularidad convierte la migración a través miles de kilómetros de las ballenas jorobadas, desde templadas aguas hasta las cálidas corrientes dominicanas, en una actividad comercial de importancia para la provincia de Samaná. Las ballenas jorobadas hacen estos viajes desde aguas templadas hacia tropicales para dar a luz y copular.

Se debe a que el período de gestación de las ballenas es de once a doce meses y necesitan las aguas tropicales para alimentar a sus recién nacidas crías. Las ballenas lanzan nube de leche al agua, que son consumidas por las pequeñas ballenas.
ballenas 456
El ministro de Medio Ambiente, Bautista Rojas Gómez, valoró la temporada de ballenas como una “actividad positiva del ecoturismo y de relevancia que cada año mueve miles de personas y tiene una importancia de promoción y económica para la República Dominicana”.

El número en aumento de turistas obliga a tomar medidas para preservar los espacios donde se desarrollan las ballenas.

El acuerdo establece las pautas a seguir antes, durante y después de la Temporada de Observación de Ballenas Jorobadas.

Dentro las responsabilidades que asumen los representantes de cada organismo están el proteger, prevenir, regular y controlar toda actividad que cause deterioro y contaminación de los ecosistemas naturales, evitando danos del patrimonio cultural y natural.

La coordinación de la dinámica estará coordinada a través del Vice ministerio de Áreas Protegidas y Biodiversidad, quien se encarga del manejo, administración, cuidado y vigilancia del Santuario de Mamíferos Marinos Bancos de la Plata y la Navidad en la República Dominicana.
Ballenas-Jorobadas-Bahía-de-Samaná

Comentarios