21/09/2020
Opinión

El problema del amor posmoderno

“Le huimos a eso de querer relacionarnos, “atarnos” para así poder “ser más libres” y poder cambiar a aquella persona que ya no nos satisface inmediatamente. ¿Lidiar con problemas? ¿Intentar conocer profundamente a la otra persona? ¡Uy no! Mejor la cambio por otra persona, una que me haga más llevadera y con menos lío la vida. Un amor tan obsolescente y fugaz como el consumo de un celular o tecnología. Esta se ha trasformado en nuestra nueva forma de amar: el amor posmoderno.” – Capital Uno (Enero 4, 2020) “Amor vacío, amor posmoderno, amor capitalista” https://medium.com/@capitalunomx/amor-vac%C3%ADo-amor-posmoderno-amor-capitalista-9f8d6431256e

Ese es el problema de la definición de amor que vemos hoy, creemos que el amor es como el amor que vemos en películas, el placer momentáneo, la falta de compromiso, y todo perfecto.

Muchas personas piensan que el amor verdadero solo está compuesto por los momentos románticos, los momentos buenos y se olvidan de la parte del compromiso, se enfocan en la felicidad propia y se olvidan de la felicidad de su pareja. Hoy el amor parece ser desechable.

Cada año la taza de divorcios sigue subiendo, cada día hay más hogares rotos debido a la separación de matrimonios y esto se debe a que parece que al ser humano se le olvidó como amar, respetar, valorar y tolerar.

Los matrimonios están terminando porque el noviazgo no tuvo ningún propósito más que satisfacer el placer del momento. El noviazgo es un tiempo para hablar, tiempo de oración, de preparación para el matrimonio, de crecimiento, de comprobar si es un verdadero amor o una simple atracción.

Pero, ¿cuál es el verdadero amor? Según la biblia esta es la definición del verdadero amor:

«El amor es paciente y bondadoso. El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. No se alegra de la injusticia sino que se alegra cuando la verdad triunfa. El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia(1 Corintios 13:4-7)

El amor de verdad nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas. Si todos siguiéramos el ejemplo de Jesucristo y amaramos como el nos ama no veríamos hoy tantos divorcios, ni tantas familias rotas.

«Sean siempre humildes y amables. Sean pacientes unos con otros y tolérense las faltas por amor.» (Efesios 4:2)

Si Dios nos ama aún nosotros pecando y no dándole ni la mitad de lo que El nos da, que nos impide a nosotros a amar a nuestra pareja incondicionalmente y dejar el egoísmo a un lado.

«El amor no hace mal a otros, por eso el amor cumple con las exigencias de la ley de Dios.» (Romanos 13:10)

Amar a tu prójimo es decirle que lo que hace está mal y que quisieras ayudarlo porque quieres lo mejor para el. El problema que vemos en nuestra sociedad posmoderna es que te venden el amor como la aceptación de todo lo que haga a la otra persona feliz, esto no es amor porque a mi me puede hacer feliz comer tanto que termine siendo obesa y con una enfermedad cardíaca, si alguien me ama de verdad me dirá que mi estilo de vida no es saludable y me ayudará a cambiar mis malos hábitos. No todo lo que nos hace “felices” está bien y por tanto no debe de ser aceptado.

«Nosotros sabemos cuánto nos ama Dios y hemos puesto nuestra confianza en su amor. Dios es amor, y todos los que viven en amor viven en Dios y Dios vive en ellos;» (1 Juan 4:16)

Vivir cumpliendo los mandamientos de Dios es vivir en amor y claro que Dios nos ama pero no porque nos ame significa que tiene que tolerar las cosas que van en contra de su voluntad, la voluntad de Dios es perfecta y buena para nosotros. El nos ama tanto que dió a su único hijo para que muriera por nosotros y pagara por nuestros pecados, lo único que debemos de hacer para aceptar ese regalo es arrepentirnos.

«Queridos hijos, que nuestro amor no quede solo en palabras; mostremos la verdad por medio de nuestras acciones.» (1 Juan 3:18)

Comentarios